VIDEO-CURSO: 4 MED (4/4

4 MANERAS DE EVITAR UNA DISCUSIÓN CUANDO SIENTES QUE TU PAREJA NO TE ENTIENDE

Vídeo 4

ACTIVA TU PROPIA ENERGÍA MASCULINA

Tu ciclo de intimidad es diferente del ciclo de intimidad de tu pareja y eso puede generar sentimientos encontrados si cada uno no sabéis poneros en el lugar del otro.

Espero que disfrutes, crezcas y te diviertas.

¿Has llegado a alguna comprensión a lo largo de este video?. 

Tanto si ha sido así como si no, me gustaría leer tu comentario.

12 comentarios en “VIDEO-CURSO: 4 MED (4/4”

    1. La principal herramienta para mejorar nuestras relaciones es el darse cuenta.
      Me alegro mucho, Piedad, de que el video te haya ayudado a observar y ser consciente de lo que nos ocurre.

      Un abrazo

  1. Domingo Muñoz Carretero

    Hola Javier gracias por estos cuatro videos qué han sido un bálsamo para mi.
    Próximamente viajare a Madrid y me gustaría acudir a tú consulta ?puedes dejarme tú numero de teléfono de contacto¿
    Gracias y un abrazo.

    1. Domingo, me alegra mucho que el curso te haya reconfortado.

      Para mi es una gran satisfacción que te hayas visto reflejado en las situaciones que propongo pues, aunque me dirijo a mujeres, todo el tiempo estoy hablando también de los hombres.
      La pareja es un territorio común donde nuestros principios masculino y femenino evolucionan hacia el entendimiento y la comprensión de las diferencias.

      Mi teléfono es 670 584 569.

      Un saludo

  2. Hola Javier. Me identifico con este tipo de situaciones. Ahora entiendo con tu explicación lo que ocurre realmente. Siempre he trabajado este tipo de situaciones desde el desapego.
    Muchas gracias, un abrazo.

    1. María, cada uno trae unas herramientas de serie para desenvolverse en la vida y en las relaciones. Tal vez la herramienta sea la misma para los dos, pero cada uno le da un uso diferente. Para los hombres con polaridad masculina la necesidad de crear distancia no significa lo mismo que para las mujeres. Un hombre no siente que abandona a su mujer cuando se encierra en su despacho para rumiar lo que acaba de ocurrir, pero también debe comprender que ese gesto puede herirla.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo

  3. Hola Javier:
    Yo creo que es muy importante hablar desde los sentimientos de cada uno sin acusar y sin preguntar directamente, porque si no es fácil que obtengamos malas repuestas o simplemente nada, no me pasa nada…
    Lo malo de mi pareja es que yo también hablo poco de mí, de mis sentimientos y muchas veces no hablo por no discutir… eso es un error porque a mí se me queda el sentimiento de que no nos hemos comunicado, y al final es peor.
    Me gusta lo que dices de que es bueno hablar para que el otro vaya abriéndose también.
    Un abrazo
    Esperanza

    1. Querida Esperanza, gracias por compartir tu experiencia.

      Todos traemos de serie un estilo de apego afectivo. Es decir que estamos programados. Somos inocentes de la forma con la que nos relacionamos con la intimidad y que aprendimos durante la infancia. Pero ahora podemos observar que esas creencias, que en su día nos protegieron, ya no nos sirven, y podemos cambiarlas por otras.

      Decía Antonio Blay que aquello que más nos hace sufrir del otro es precisamente lo que más urge que desarrollemos en nosotros mismos. Cuando expresamos el amor que somos y la vulnerabilidad que somos, creamos el espacio para recibir eso mismo que damos.

      Un abrazo

  4. Javier,
    Has explicado muy bien las reacciones en el hombre y en la mujer cuando se activa la energía masculina y femenina.
    Me he identificado con las situaciones en las que él se aleja y me siento herida, para volver al poco rato como si no pasase nada. Hasta hoy no comprendía porque él se comportaba como si no hubiese pasado nada mientras que yo seguía dolida y necesitaba hablar y aclarar las cosas.
    Gracias por tu consejo: hablar de mis sentimientos pero no de los suyos. Y sobre todo saber que su reacción no se debe a mis acciones si no a su energía masculina.

    1. Querida Ana,

      Reconciliarse con lo masculino no es fácil cuando desconocemos cuáles son las razones que mueven al otro a comportarse de una determinada manera. En la mayoría de los casos el principio femenino prevalece en la mujer y el masculino en el varón. Primero el hombre debe asumir su masculinidad y la mujer su feminidad. Luego, y esto es más difícil, la mujer debe integrar su propia masculinidad y el varón integrar su propia energía femenina. Cuando eres capaz de observar y aceptar la energía masculina de tu pareja estás integrando tu propia energía masculina.

      Un abrazo

  5. Según estas clases me doy cuenta que estoy orgullosa de no ser como la mayoría de las mujeres. .la intimidad del hombre es sagrada y si lo agobian se enfada..se aleja porque lo necesita..y tenemos que entenderlo..eso no quiere decir que no nos quiere..creo que esos problemas los tienen las mujeres que no son independientes o son inseguras..yo creo que me parezco mas al hombre ja ja
    Porque si necesito alejarme no me gusta que me persigan o me llamen..
    Saludos

    1. Gracias Teresa por compartir tu experiencia.

      No hay parejas mejores que otras. Cada uno tiene la pareja que merece su nivel de consciencia.

      Desde estas perspectiva hay muchos modelos de relación que siguen basados en el miedo a estar solos. Un miedo que se suele tapar atándose a otra persona.
      A veces se prefiere vivir dormido en una relación antes que sufrir la amenaza de la soledad.

      Un abrazo

      Francsico Javier

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.