Tu pareja debería darte el amor que necesitas

¿Tu próxima pareja debería darte el amor que necesitas?

El modelo social de pareja es que la pareja es un lugar donde está permitido la exigencia.

¿Qué quiero decir con esto?

Una definición socialmente aceptada de pareja es que mi pareja tiene que escucharme, tiene que mostrar sus emociones, tiene que apoyarme y ocuparse de mi, o tiene que satisfacer mis necesidades, porque para eso es mi pareja ¿no?

Luego cuando esa expectativa no se cumple, piensas que esa persona no es la pareja adecuada y mientras tanto sigues esperando con la ilusión de que esa persona ideal existe.

Por eso digo que cuando buscas pareja, esa creencia social de que “debo dar al otro aquello que me pida”, o que “el otro debe darme aquello que necesito”, está impidiendo que encuentres una relación satisfactoria.

¡Menuda responsabilidad hacerme cargo de las necesidades de mi pareja! ¡Menuda pérdida de mi poder personal entregar a mi pareja la responsabilidad de que sea ella quien se encargue de mis necesidades!

Mejor me quedo solo antes que asumir tal compromiso.

En este artículo voy a demostrarte que esa creencia de que la pareja debe darme aquello que necesito es completamente falsa.

En realidad, no necesitamos a nadie para darnos el alimento emocional que necesitamos como seres humanos.

El verdadero propósito de las relaciones de pareja.

La naturaleza humana está diseñada para que podamos darnos a nosotros mismos aquello que necesitamos.

Una vez que me hago cargo de mis necesidades sé que puedo pedirle a mi pareja cualquier cosa con la seguridad de que si no me la da, no voy a exigírselo y tampoco voy a manipularle para que me lo dé.

Ya que solo cuando dejo de exigir a mi pareja mi pareja puede sentirse amada por mi.

Antonio Blay dice que la vida tiene como consigna actualizar el potencial que uno trae consigo. Y ese potencial me permite satisfacer todas mis necesidades sin exigirle nada a mi pareja.

Sueles asignar a las relaciones una función y un propósito equivocado: La relación debe hacerte feliz. Como si tu felicidad fuera responsabilidad de la relación.

Lee este post relacionado:  Por qué temes al compromiso de tener pareja

Lo que ocurre es que confundimos la pareja con el otro.

En realidad, la relación de pareja no es el otro, sino el espacio relacional entre los dos.

En una pareja hay tres elementos: yo, tú y la relación.

La relación de pareja es el instrumento para que podamos alcanzar nuestro verdadero potencial (ése del que hablaba Antonio Blay) y al mismo tiempo nuestra felicidad.

Decía Karl Jung que la felicidad es consciencia de evolución. En la medida que nos auto-realizamos y alcanzamos nuestro potencial somos felices.

Por lo tanto, las relaciones de pareja sirven para lograr que alcancemos nuestro potencial.

¿Cómo puedo lograr todo mi potencial en una relación?

Asumiendo mi responsabilidad y no sintiéndome una víctima de las circunstancias.

¿Qué significa asumir mi responsabilidad?

Ser responsables significa ser conscientes de que creamos constantemente nuestra vida y que debemos asumir las consecuencias de todos nuestros actos, todas nuestras decisiones y todas nuestras reacciones.

Esto significa también no hacerme responsable de los actos, las decisiones y las reacciones de nuestra pareja.

La causa de todos los problemas en las relaciones de pareja: el victimismo.

Lamentablemente, no nos enamoramos o iniciamos ninguna relación de pareja desde la responsabilidad, sino más bien desde el victimismo, ya que depositamos en el otro la causa de nuestra felicidad.

A partir de este momento ya empezamos a exigirle que nos llame, que responda a nuestros mensajes o que nos incluya en sus planes de fin de semana.

Normalmente, cuando le pedimos a la relación que nos haga felices estamos exigiendo al otro que satisfaga nuestras necesidades. Es decir, hacemos al otro responsable de nuestra felicidad.

Por eso, antes de iniciar cualquier relación tenemos que tener claro que los únicos responsables de nuestra felicidad somos nosotros.

A menudo me preguntan ¿qué tengo que hacer para ser feliz en mi relación de pareja? y detrás de esta pregunta está esta otra ¿qué tengo que hacer para que mi pareja sea la persona que quiero tener a mi lado?

Por ejemplo, mira el caso de Laura.

Laura vive en Madrid y este verano ha conocido a Jaime que vive en Valencia. Jaime estaba pasando unos días en Madrid con unos amigos y ambos se han dado cuenta de que quieren formar una pareja.

Lee este post relacionado:  Cuándo terminar una relación de pareja

Ella ya se ha creado su lista de expectativas de lo que Jaime tiene que darle para ser feliz a su lado:

  • Compartir los mismos valores.
  • Proyecto de vida en común.
  • Compartir tiempo de calidad.

Al mismo tiempo Jaime viaja mucho por motivos laborales. Él además es parco en palabras y no suele expresar lo que siente.

De esta manera comienzan los problemas y los desencuentros.

Por qué se activan nuestras heridas infantiles cuando estás en pareja.

Laura siente que no ve a Jaime con la frecuencia que ella desea. Como Jaime viaja no pasa con Laura todo el tiempo que ella desea.

Tampoco comprende por qué no pasa con ella más tiempo cuando Jaime regresa de un viaje y pasa unos días en Madrid.

Además, Laura comienza a sentirse insegura en la relación y sospecha que Jaime no quiere estar con ella.

De esta manera Laura empieza a dudar de que Jaime sea la pareja que ella necesita.

Los bloqueos aparecen porque nos damos cuenta de que todas las expectativas que habíamos depositado en el otro cuando iniciamos la relación no se están cumpliendo.

¿Qué es lo que ha pasado?

El otro, sin darse cuenta, ha activado nuestras heridas infantiles de abandono y traición.

Aparecen los juicios sobre lo que hace el otro, los reproches, y la voluntad de querer tener razón.

Nos enfadamos porque somos incapaces de asumir la responsabilidad de lo que sentimos.

Proyectamos sobre el otro la causa de nuestro dolor porque nos sentimos decepcionados.

Laura había proyectado sobre Jaime todos sus anhelos a la hora de crear una relación de pareja.

Ella no es capaz de ver que su felicidad en pareja depende del cumplimiento de sus expectativas.

Jaime ha activado en Laura su herida de abandono.

¿Qué hace Laura?

Rechaza a Jaime y termina la relación porque cree que Jaime no es la persona adecuada para ella. Ya que, si lo fuera, Jaime se ocuparía de darle la atención, la escucha y el amor que ella necesita.

Porque para eso se enamoró de Jaime ¿o no?

Lo que ocurre cuando decides ocuparte de tus propias necesidades.

¿Tiene Laura otra opción?

Lee este post relacionado:  Charlas Conscientes #4: María José Mochón - Tantra: Convierte el colchón en un zafu de meditación

Tiene la opción de mirarse por dentro y dejar de proyectar en Jaime la causa de su malestar.

Laura puede satisfacer su necesidad de atención por si misma sin exigirle a su pareja que se ocupe de lo que solo es asunto suyo.

A menudo exigimos a nuestra pareja que se ocupe de las necesidades de nuestro niño interior y nadie puede hacer eso salvo nosotros mismos.

¿Qué puede conseguir Laura cuando decide ocuparse de sí misma?

  • Laura, también, puede darse cuenta de que está usando a Jaime para sentirse abandonada. Tal vez ese sentimiento le resulta familiar ya que ella se sintió así durante la infancia porque su padre era músico y pasaba poco tiempo en casa. ¿Por qué se ha enamorado de una persona que está todo el día viajando? ¿Qué está valorando Laura cuando elige una relación de este tipo?
  • Por otro lado, Laura puede hacerse consciente de lo que Jaime necesita y preguntarse sobre qué necesidad está satisfaciendo Jaime cuando no pude estar con ella. Tal vez Jaime necesita tiempo para estar con sus amigos o hacer sus recados en los días que no está viajando.
  • Por último, Laura puede reconocer que se está abandonando a sí misma porque no hace nada para sanar su dolor salvo exigir a Jaime que le dé ese amor que ella no puede darse a sí misma.

¿Cómo puedes satisfacer por ti mismo tus propias necesidades de atención y cuidado?

Solo a través de un profundo proceso terapéutico de indagación y auto observación puede Laura acceder a su niña interior herida y aprender a escucharla y darle ese amor que ella exige a sus parejas.

Mientras Laura no haga este trabajo interior seguirá abandonando a sus parejas antes de que sus parejas la abandonen a ella.

Al mismo tiempo, Laura creerá que no tenía otra opción y repetirá ese comportamiento con su próxima pareja, y la abandonará cuando descubra que tampoco puede satisfacer su necesidad de atención y cuidado.

Tal vez ahora, Laura puede darse cuenta de que la finalidad de las relaciones de pareja es trabajar juntos para necesitarnos cada vez menos.

Solo desde ese lugar vamos a sentirnos libres de amar al otro por quien es realmente y no por lo que esperamos obtener de él.

¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes satisfacer por ti mismo tus propias necesidades?

Responde en los comentarios.

20 comentarios en “¿Tu próxima pareja debería darte el amor que necesitas?”

  1. He seguido tus videos, los comentarios, hecho retrospectiva y en todo esto me he encontrado a mi misma, ahora sé que el sentido de abandono me lo cree yo misma ya que mis padres siempre estuvieron ahí para mi. Entre ellos eran codependientes, pero para mi me dieron todo lo que como padres podían hacer. Estoy aprendiendo a sentirme amada por mí misma, tanto física como sexualmente. Ahora he encontrado que me hace mucha falta esa sensación de abrazo que te da una pareja ( o los padres y sustituyes en la pareja) tengo amistades pero casi no las veo. ¿cómo puedo darme a mi misma esa sensación de abrazo, de refugio? A veces uso a mis perros para abrazarlos, o la cobijita invernal que da una sensación de calor. Pero cómo se puede auto satisfacer sin el famoso, darse un abrazo a sí mismo, no se siente igual. (algo así como los juguetes sexuales para la autocomplacencia) Gracias.

    1. Muchas gracias, Penélope, por tu pregunta.
      Cuando nos sentimos abandonados en la infancia, no quiere decir que nuestros padres nos hayan abandonado.
      Tal vez los padres no nos garantizaron nuestra seguridad física y emocional, y descuidaron la atención, el contacto, o la protección que necesitábamos. Ahora bien, sentir ese abandono no quiere decir que nuestros padres decidieran abandonarnos. Tampoco quiere decir que no fuera real ese sentimiento de abandono que sentimos.
      Hay muchas maneras se abandonar a un niño. Así también abandonan unos padres que no ponen límites y permiten que el niño crezca sin una estructura sólida y firme. Una permisividad y una libertad mal entendidas son signos de abandono.
      Al mismo tiempo, solo un niño puede sentirse abandonado. Quiero decir que nadie puede abandonar a un adulto capaz y lleno de recursos.
      En este sentido, puedes preguntarte qué piensas de ti misma cuando dices que te hace mucha falta esa sensación de abrazo que te da una pareja.
      Es posible que aún estés identificada con esa niña herida que se sintió abandonada y que espera que una pareja le dé ese abrazo que no pudo recibir de sus padres. En este caso, si te sientes como una niña desvalida, es imposible que puedas darte a ti misma esa sensación de refugio. Recuerda que solo un niño puede sentirse abandonado.
      Antes de poder darnos a nosotros mismos lo que no pudimos recibir en la infancia, es preciso hacer un trabajo de sanación de la herida. Para poder ser los padres de nuestra niña herida es necesario haber hecho un trabajo de introspección y reconectar con nuestro Yo Esencial. Solo cuando hemos sanado la herida inconsciente estaremos en disposición de cuidar a esa niña herida sin esperar que sea una pareja la que se ocupe de ella.
      Darnos un abrazo a nosotros mismos, darnos un baño, o permitirnos un masaje, son maneras de cuidarnos a nosotros mismos, es cierto. Ahora bien, si sentimos que eso no nos basta para sentirnos en paz significa que aún no estamos preparados para atender y ocuparnos de esa niña herida que aún busca fuera de nosotros aquello que necesita.
      Un sentido abrazo.

  2. Gracias Francisco Javier
    Comencé mi sanación tratando de descubrir mi herida inicial para llevar relaciones sanas… y estoy descubriendo hasta mis acuerdos de luz…sanando mi clan familiar y teniendo paz … no estoy lista para tener una relación sana y aún no creo haber superado los miedos…pero es un gran paso ser consciente de mis acciones y tomar decisiones con la intuición desde el amor y no por miedos o mis heridas… sigo aprendiendo y agradezco tus videos y tus correos que me ayudan a organizar ese aprendizaje….🙏🙏🙏🙏🙏 muchisimas bendiciones…gracias gracias gracias
    Te envío mucho amor

    1. Muchas gracias, Ana, por compartir tu experiencia.
      Al mismo tiempo me gustaría decirte que no es preciso haber superado todos los miedos para tener una relación sana. A amar en pareja se aprende estando en pareja.
      Yo trabajo con personas que no tienen pareja o que acaban de iniciar una relación, porque entiendo que es preciso hacer un trabajo de observación interior tras un fracaso amoroso y descubrir aquellos patrones de conducta que no pudimos ver y que arruinaron nuestras relación.
      Ese trabajo es totalmente individual. Al mismo tiempo puedo decirte que, una vez que hemos descubierto nuestros patrones inconscientes, aprendemos a tener relaciones sanas a través de la experiencia del amor.
      Un sentido abrazo.

  3. Tremendo. Que suerte la mía! Ordenas en mi cabeza ideas recopiladas en años de duro trabajo de autoevaluación y esfuerzo.

    No crees que sería bueno aprender esto en el colegio? Es más fácil identificar aquello que sabes que existe.

    Y dime, en ausencia de expectativas, como es posible decidirse por una determinada persona y no otra?

    Que determina entonces la eleccion?

    Técnicamente sería posible amar a mucha gente. En que se diferencia el amor de pareja del amor en general? Pros y contras y su valoración numérica? Es eso el amor consciente?

    Mil gracias 😊

    1. Muchas gracias, Nerea, por tu entusiasmo en tu comentario. Me ayuda saber que te ayudan mis artículos.
      Creo que sería una gran ayuda para todos aprender esto en el colegio.
      Lo que determina la elección de una persona u otra es el deseo y la atracción. Detrás de todo lo que nos atrae hay una aprendizaje esperando ser experimentado primero y descubierto después.
      Si no hay atracción o expectativas hay un deseo de no desear. Se trata de una parte de tu interior que está bloqueando la atracción porque, tal vez, piensa que es mejor no desear para no sufrir. Esa parte está hablando de rigidez y de cierta desconexión emocional para evitar el sufrimiento nos causa permitirnos sentir.
      El amor de pareja, como lo llama Un Curso de Milagros, es una relación especial. Amamos a alguien porque creemos que esa persona va a darnos algo que necesitamos.
      Hay muchas clases de relaciones especiales. Creemos que nuestros hijos merecen más amor que los hijos del vecino, precisamente porque hemos creado una relación especial con ellos.
      El amor consciente es el amor que nos hace sentirnos plenos y completos, es el amor que ilumina y no espera recibir luz y al mismo tiempo se siente colmado cuando se expande.
      Nuestro estado natural es el amor, es imposible no amar. Imagina una bombilla que decidiera alumbrar solo a una determinada persona. Eso sería imposible. El filamento luminoso es Espíritu, la conexión con la Fuente.
      Un sentido abrazo.

  4. Agradezco su reflexión de verdad qué importante es Saber satisfacer mis necesidades responsable ente y no esperar que el otro sea el encargado… Y cómo mantener ésta costante en nuestro interior para no olvidarlo cada vez que pido atención?

    1. El método consiste en darse cuenta por el malestar que sientes, Yackeline. Cada vez que sientes malestar es porque estás haciendo caso a una creencia de escasez y carencia. Darse cuenta de ese sentimiento de malestar es el primer paso. El segundo paso es preguntarse qué creencia errónea es la que está provocando el malestar. Tal vez crees que te morirás si el otro te abandona.
      Al mismo tiempo, si sientes que necesitas atención, es preciso reconocer por qué la pides. Tal vez te sientes como una niña indefensa y vulnerable. Entonces puedes empezar a ocuparte de esa niña en lugar de exigir a tu pareja que se ocupe de ella.
      Un sentido abrazo.

  5. Waoooo que artículo tan interesante, de verdad que me llega, en mi caso he sido a veces la que exige esa atención y en otras ocasiones la que necesita el espacio y he sido la que le han reclamado por atención con la frase después no se queje si esto se pierde, si ya no les escribo, porque siempre soy yo el que tiene que estar preguntando si nos vamos a ver o escribirle, llamar para hacer una videollamada.

    1. Julissa, el triángulo de la vida ilustra que lo que sientes que tu pareja hace contigo, tú se lo haces a tu pareja y también te lo haces a ti mismo.
      Si acusamos al otro de abandono o rechazo, nosotros también le abandonamos o rechazamos como una forma de protegernos y demandar atención. Y al mismo tiempo nos abandonamos y rechazamos a nosotros mismos cuando renunciamos a nuestro deseo de tener pareja para no sufrir, por ejemplo.
      Gracias por el comentario.
      Un sentido abrazo.

  6. Hola muy Francisco Javier muy buenos días,
    Durante muchos años he estado accionando de manera inconsciente mi herida de Rechazo con varias parejas. Les he rechazado antes de que me rechazasen ellos. Soy muy exigente conmigo mismo y por lo tanto también acabo siéndolo con ellos.
    Llevaba años soltero y ahora tengo una nueva relación. Pero últimamente tengo muchas dudas de querer continuar. Por un lado al verle es como si no sintiese nada, como si fuera un amigo y cada vez me pongo más tenso por que él me reclama cariño, atención y que quiere verme todos los fines de semana.
    Yo veo su bondad y no veo nada malo en el pues es muy abierto a la conversación.
    Estas semanas he hecho algún ejercicio para descubrir creencias asociadas a varias situaciones que me incomodan y he descubierto que inconscientemente es como si quisiera estar soltero. Me autosaboteo.
    Lo último que he descubierto es que no me siento muy atraído en la cama y no disfruto en el sexo.
    Este hecho digamos como es el detonante de mis dudas.
    Parece que interiormente «no merezco estar con una persona que me atraiga de verdad físicamente»
    siempre he sido el «ñiño bueno» que buscaba el agrado de los demás.
    En este caso según tu artículo mis expectativas es que el me atraiga al 100% para disfrutar del sexo.
    Supongo que si me lo doy a mi mismo, tendría que empezar a disfrutar del sexo en soledad? conmigo mismo comprándome algún consolador? Estar a gusto con mi físico?

    Un saludo y gracias por tu trabajo.

    1. Hola Óscar. Gracias por tu pregunta y disculpa el retraso en responderte. No siempre tengo tiempo para responder a los comentarios con la prontitud que me gustaría.
      Las parejas que aparecen en nuestra vida tiene una función: descubrir nuestras creencias inconscientes que nos hacen sufrir.
      En este sentido, parece que tus parejas activan tu herida de rechazo. Es posible que sientas rechazo hacia la intimidad como una forma de protegerte.
      Cuando tenemos miedo al rechazo se pone en marcha la máscara del huidizo. Esta máscara nos invita a evitar el compromiso, el acercamiento y la comunicación profunda y también el sexo.
      La falta de atractivo sexual que ves en el otro solo es un síntoma que está enmascarando otro tipo de conflicto interno. El sexo es una estrategia para satisfacer una necesidad. Quiero decir que el sexo no tiene un fin en sí mismo como pudiera parecer.
      Cuando no te sientes atraído sexualmente por alguien puedes preguntarte qué está materializando esa falta de deseo. Tal vez tienes miedo al compromiso y por eso saboteas tus relaciones sexuales. Tal vez buscas personas que no te atraen físicamente porque piensas que tú mismo no lo eres, y para confirmar tu creencia de limitación buscas relaciones que fracasan.
      Si no estás a gusto con tu físico es difícil que puedas tener relaciones sexuales satisfactorias. Al mismo tiempo, esa falta de cuidado por uno mismo puede estar hablando de una herida de rechazo o injusticia,
      La causa del problema no es tu nivel de exigencia, la exigencia es el efecto. La causa es una herida inconsciente que seguramente se creó en el pasado y que te animó a buscar fuera la perfección que no no veías en ti mismo. Eso te hizo ser exigente con los demás. Crees que la causa está en que los demás no están a la altura, y tal vez la causa de tu malestar está en que piensas que no tienes mucho que aportar a tu relación de pareja.
      Te invito a ver esta master class en la que te cuento cómo funciona nuestra mente y de qué manera puedes aprender a cambiar tus patrones inconscientes de pensamiento.
      https://click.franciscojaviergutierrez.com/1-pagina-de-alta-al-funnel

      Un sentido abrazo

    1. Gracias, María, por tu cálida reflexión.
      Muchos problemas de pareja tienen su origen es esa falta de perdón hacia nuestros padres por parte del niño herido.
      Un sentido abrazo.

  7. Estoy completamente de acuerdo con tu análisis. La dificultad es de reconocer cuando la necesidad viene del niño interior que llevamos dentro y cuando viene del adulto. Además la pareja debe haber crecido verdaderamente también. Y además hace falta reconocerlo antes tantas defensas que tenemos… Se convierte en casi misión imposible…. Pero si que es cierto que merece la pena hacer progresos.

    1. Gracias, Carolina, por tu reflexión.
      A mi entender la necesidad de amor viene de la identificación del adulto con el niño.
      Dice Marshall Rosenberg que el ser humano puede satisfacer todas sus necesidades por sí mismo, salvo la necesidad de ayudar a otros, ya que es preciso su consentimiento.
      La parte de nuestra mente que pide amor y atención ve al adulto como un niño necesitado. La forma que tiene la parte de proteger al niño es animarle a que demande ese amor a su pareja.
      Al mismo tiempo, esa demanda de amor es la manera que tiene el adulto de ocultar la herida de su niño interior. Esa es la gran defensa de la máscara para evitar que conectemos con nuestra herida inconsciente. «La culpa de lo que me ocurre la tienes tú que no me quieres»
      Creo que es posible recuperar la paz interior si aprendemos la manera de dejar de identificarnos con el ego que protege nuestras heridas.
      Un sentido abrazo.

  8. Esa es la gran pregunta: ¿cómo puedes satisfacer plenamente tus propias necesidades afectivas, sexuales y espirituales por ti mismo…?

    Sólo teniendo un “salto” de consciencia y anulando tu Ego. Es lo que le alcancé a entender a un amigo budista, y algo de los “confundidos”…

    Pero que es eso en la vida real…

    1. Ésa es la gran pregunta, Felipe.
      El camino para satisfacer nuestras necesidades pasa por reconocer que esas carencias proceden de creencias erróneas acerca de uno mismo.
      Esas creencias erróneas nos dan identidad y por eso es tan difícil soltarlas. Como diría tu amigo budista, las creencias erróneas fortalecen el ego.
      En la vida real hay que partir de la emoción que nos hace perder la paz interior.
      Ese malestar es un comienzo del sendero que nos lleva a identificar la creencia limitante que nos hace sufrir.
      Luego se trata de comprobar cómo esa creencia está reafirmando lo que pensamos de nosotros mismos.
      Por ejemplo si yo tengo la creencia de que no puedo valerme por mí mismo, cada vez que exijo atención a mi pareja estoy fortaleciendo esa creencia de escasez.
      Si quieres conocer un poco más cómo podemos reconocer nuestras creencias erróneas puedes ver esta master class donde te cuento los 6 pasos para cambiar tus creencias erróneas:
      https://click.franciscojaviergutierrez.com/1-pagina-de-alta-al-funnel
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba