Cómo saber si estáis hechos el uno para el otro

¿Cómo saber si estáis hechos el uno para el otro?

A lo largo de mis relaciones de pareja, cuando surgía un conflicto o una discusión, me preguntaba… ¿Cómo puedo estar seguro de que no me he equivocado con él? ¿Existe algún modo para saber si esta persona que está conmigo es la pareja perfecta para mí?

Hoy quiero mostrarte cómo puedes saber si tu pareja va a estar contigo toda la vida.

Observa si en tu biografía amorosa has tenido estos pensamientos:

  • No soy feliz en esta relación
  • Si no estuviese con esta persona me sentiría más comprometida.
  • Si mi pareja fuera otra las cosas serían diferentes y mejores.

Si alguna vez tuviste estos pensamientos es posible que pensaras que tu pareja no iba en concordancia con tu estilo de vida o tus propios deseos.

Según Swami Prajnampad hay cinco criterios que permiten saber si dos seres están hechos el uno para el otro y si su unión les conducirá a la felicidad.

Ahora tienes cinco variables para observar la salud de tu relación de pareja.

  1. La sensación de no estar sola.
  2. Estar a gusto.
  3. Dos naturalezas no muy diferentes.
  4. Un confianza grande en el otro.
  5. Un fuerte deseo de querer que el otro sea feliz.

¿Hay alguna que falte en tu relación?

¿Cuál es el criterio que sientes que podrías trabajar, desde hoy mismo, para mejorar tu relación de pareja?

Cuéntamelo más abajo en los comentarios del blog.

Y te recomiendo también que te apuntes al blog porque así recibirás un curso gratuito para sanar el dolor que te producen las discusiones  de pareja y además no te perderás materiales muy prácticos y únicos que solo ofrezco a mis suscriptores y que no podrás encontrar en ningún otro lugar.

Si te ha gustado el vídeo puedes suscribirte a mi canal de Youtube haciendo click AQUÍ

TRANSCRIPCIÓN

A lo largo de mis relaciones de pareja, cuando surgía un conflicto o una discusión, me preguntaba… ¿Cómo puedo estar seguro de que no me he equivocado con él? ¿Existe algún modo para saber si esta persona que está conmigo es la pareja perfecta para mí?

Hoy quiero mostrarte cómo puedes saber si tu pareja va a estar contigo toda la vida.

Mi modelo de relación amorosa lo aprendí en el cine y esos fundidos en negro donde los amantes hacen el amor después de besarse.

El cine me enseñó que el objetivo de la vida amorosa solo era conseguir el beso de la protagonista después de hora y media de obstáculos.

Lee este post relacionado:  Descubre cuál es el lenguaje del amor de tu pareja

Tal vez si hubiera conocido entonces al sabio hindú Swami Prajnanpad las cosas me hubieran ido de otra manera muy diferente.

Pero nunca es tarde para saber lo que Swami nos ha transmitido por boca de su discípulo Arnaud Desjardins en un libro lleno de sabiduría que se titula Un vida feliz, un amor feliz.

Si Swami hubiera sido guionista de Hollywood no existirían los dramas románticos y Bette Davis no sería la reina del melodrama.

¿Y qué es lo que nos dice este sabio hindú de nombre impronunciable?

Según Swami hay cinco criterios que permiten saber si dos seres están hechos el uno para el otro y si su unión les conducirá a la felicidad.

El cine me enseñó que cuando consigues a la pareja de tus sueños se acaba la película.

Pero es justamente cuando se encienden las luces, cuando empieza la vida de la pareja, porque la maduración de la pareja solo puede lograrse a lo largo del tiempo cuando ha desaparecido el enamoramiento de los primeros años.

Vamos a ver estos cinco criterios o condiciones.

  1. NO SENTIRSE SOLO

El primero de los criterios es que tengas el sentimiento de que sois dos compañeros y que no os sentís solos el uno al lado del otro.

 Pero aquí no estoy hablando de ese sentimiento de soledad que tienen algunas personas que llevan juntas muchos años y que luego dicen sentirse solos.

Cuando alguien que ha vivido intensos amores dice que siempre ha estado solo, está hablando de una soledad antigua, una soledad que tal vez le ha acompañado desde su infancia, y esa soledad no va desaparecer porque tengas a alguien a tu lado.

¿Cómo puedes tener la sensación de no estar sola y de tener un verdadero compañero?

Considerando que tu pareja es también tu amigo.

 Es decir cuando sois cómplices, cuando compartes con él todo, los gustos, los intereses comunes y también las diferencias.

Seguro que has comprobado que cuando tienes a tu lado a alguien que te entiende y a quien tú también entiendes te sientes completa y ya no necesitas buscar en otra parte lo que sientes que no te hace falta.

Además la amistad permanece y NO se desgasta con el paso de los años.

Una relación de pareja es una relación de acompañamiento en un camino común. Clic para tuitear
  1. ESTAR A GUSTO

La segunda condición de Swami para que exista bienestar en la pareja es Estar a gusto.

 ¿Qué quiere decir “estar a gusto”?

Que la relación debe ser fácil, es decir que fluya sin demasiado esfuerzo, sin dramas ni tragedias.

No quiero más dramas en mi vida, canta Fangoria en una canción ¿Por qué los quieres tú? ¿Por qué te enganchas al drama cuando estás en pareja?

Lee este post relacionado:  ¿Por qué la baja autoestima arruina tus relaciones? - Hablamos del Amor Radio #13

También fueron las películas y las canciones quienes te enseñaron que es normal decir frases del tipo: “Lo quiero, pero me hace sufrir”

Cuando Swami dice que la pareja debe estar a gusto quiere decir que ninguno debe desperdiciar su energía controlando sus emociones.

¿Cómo puedes saber que tenéis estilos de relación compatibles?

  • Cuando apenas discutís.
  • Cuando puedes dejarte sentir y las emociones fluyen sin grandes altibajos.
  • Y cuando la relación es nutritiva para ambos.

Cuando amas a alguien tiendes a creer que ese amor será para toda la vida pero nada puede durar si no fluye suavemente y sin esfuerzo.

  1. DOS NATURALEZAS QUE NO SEAN DEMASIADO DIFERENTES

Swami Prajnanpad nos dice en esta tercera condición que para que tu pareja se mantenga en el tiempo tu naturaleza no debe ser muy incompatible con la naturaleza del otro.

Cuando te dejas llevar por la fascinación amorosa y la pasión sexual crees que esa atracción puede resolver vuestras diferencias fuera de la cama.

Es verdad que la compatibilidad del hombre y la mujer, o de cualquier pareja, se basa en la polaridad y la diferencia, pero no una diferencia tan grande que te impida ser cómplice de tu pareja.

Es decir trata de buscar en tu relación de pareja la compatibilidad de vuestras diferencias pero sin renunciar a tu propia naturaleza.

Por ejemplo si en tu pareja hay diferencias de nacionalidad, de cultura o de proyecto vital, tendrás que reconciliar esas diferencias sin que cada uno deje de ser quien es realmente.

Ya sabes que estar en pareja es aprender a respetar y comprender el mundo del otro tanto como el tuyo.

  1. TENER FE Y CONFIANZA EN EL OTRO

La cuarta condición es tener fe y confianza plena en el otro.

Swami nos dice que solo puedes crear un amor duradero sobre la confianza que te inspira tu pareja.

Ahora bien ¿cuándo tienes confianza en el otro?

Cuando estás segura de que el otro no te va a hacer ningún mal y que quiere tu propio bien.

Pero ojo, cuando hablo de seguridad no estoy hablando de garantías. Ya sabes que la exigencia de garantías destruye la confianza en tu pareja.

Confianza significa que el otro cumpla sus compromisos y procure tu bienestar.

Sin embargo no debes olvidar que tu pareja puede dañarte y hacer aquello que no te esperas, y seguro que lo hace sin mala intención porque, como decía Nacha Pop, cada uno quiere conservar su razón. Además tú también puedes dañar a tu pareja cuando no actúas como ella espera.

Lee este post relacionado:  ¿Qué heridas emocionales se activan cuando buscas pareja? Relaciones con R de Rocío - LGN Radio #2

¿Qué pasa cuando no existe la confianza?

Cuando la confianza va despareciendo de la relación el miedo toma su lugar.

Y el miedo mata la mente y el corazón.

Muchas parejas piden ayuda profesional cuando ya el miedo se ha instalado entre ellos.

Si el miedo convive en la relación durante mucho tiempo ya no es efectiva una terapia. En estos casos la única salida suele ser la separación.

Es mejor estar separados cuando no hay confianza. Ya he dicho que la confianza se da cuando el otro cumple sus compromisos y procura tu bienestar.

Pero cuando el otro ha dejado de velar por tu bien porque su miedo se transforma en agresión entonces dejáis de ser amigos.

  1. UN FUERTE DESEO DE HACER AL OTRO FELIZ

Esta última condición es la más difícil de cumplir aunque parece la más fácil a simple vista.

Desear el bienestar del otro por encima de la propia felicidad es algo que sientes o no sientes.

Es una decisión que surge de tu corazón cuando ves al otro como es realmente y no como quieres que sea.

Swami decía que No hay dar sin recibir. Si tú le das algo a tu pareja sin que él lo reciba es como si no le hubieras dado nada.

Le puedes regalar una entrada para la final de la Champions solo porque quieres que te acompañe, pero si a él no le gusta el fútbol sino lo ópera no sentirá que le has regalado nada.

Uno no da a su pareja lo que tiene deseos de dar sino lo que el otro quiere recibir.

De esta manera la pareja te invita a desarrollar tu generosidad y la consideración hacia el otro.

Bien, estas son las cinco condiciones que Swami Prajnanpad le enseñó a Arnaud Desjardins y que ya puedes aplicar desde hoy mismo.

Te las recuerdo:

  1. La sensación de no estar sola.
  2. Estar a gusto.
  3. Dos naturalezas no muy diferentes.
  4. Un confianza grande en el otro.
  5. Un fuerte deseo de querer que el otro sea feliz.

Creo que no hace falta decir que estas condiciones no son de obligado cumplimiento para tener una pareja feliz. No conozco parejas que las cumplan a rajatabla, pero sí que creo necesario que, en mayor o menor grado, cada una debe existir en una relación si quieres una pareja feliz y duradera.

Si te ha gustado el vídeo dale un me gusta y compártelo en tus redes sociales, y si todavía no lo has hecho suscríbete ahora al canal para estar al tanto cuando publique nuevos vídeos como éste.

12 comentarios en “¿Cómo saber si estáis hechos el uno para el otro?”

  1. Lindo día, llevo casi ocho meses con mi novio, todo este tiempo he tenido una relación muy bonita como siempre un par de diferencias en el tiempo que llevamos juntos. Generalmente todo a sido maravilloso hasta el grado que ya pensabamos en vivir juntos, solo han sido dos discusiones en las que el ha terminado la relacion porq el dice que lo cuestiono mucho o que me molesto cuando no nos vemos. Veras el y yo solo nos vemos cada fin de semana porq el vive en Mexico y yo en Toluca, pero aun asi siempre hacíamos algo para vernos cada ocho dias no importando si el venia o yo iba. Asi seguimos y cuando el hablaba conmigo por algo que no le parecia yo lo analizaba y veia lo mejor para la relacion y cambiaba, me volvi mas comprensiva sino lo veia, pero esta ultima vez que me volvio a comentar que no nos veriamos pues yo igual no reaccione bien o no lo se porq no le reclame, simplemente le pregunte el porq? Pero estuvo mal porq desde ahi me dejo de hablar y a los dos dias que le escribí decidio terminar porq lo cuestionaba mucho. De ahi he intentado hablar con el y que me diga si solo esa es la razón a lo cual me dice que si y que con esto no quiere decir que dejo de quererme o amarme simplemente que no sabe que es lo que quiere, de ahi su silencio para no lastimarme.
    Le pregunte que si el queria que me fuera lo haría puesto que al final ya me habia dejado pero solo respondio que no sabe si quiere eso.
    Se que igual se siente muy presionado por los problemas que hay con sus papás igual de relación, el hecho de que desde hace ya tiempo tiene a uno de sus hijos viviendo con el y pues segun el tambien dice que se tiene que partir en mil pedazos para darle a todos cariño o que se yo.
    Vive con sus papás, tiene un trabajo el cual yo ya conocia y no me causo conflicto, ni mucho menos su hijo puesto que yo tengo dos.
    Me dijo que hablaríamos para tratar de arreglar las cosas pero que debo entender que si el quiere salir con sus amigos lo haga o que no podremos vernos un fin lo entienda. Y que si con el tiempo el ve que ya no se identifica con la relacion o no cambia algo terminaremos sin pedir explicacion alguna.
    Me tiene bastante confundida todo eso porq jamas he prohibido que salga, me volvi comprensiva, aprendi a escuchar pero ya no se que hacer. Lo amo mucho pero creo ya no es suficiente.

    1. Gracias, Miriam, por compartir tu experiencia.
      En realidad, nuestra pareja está reflejando nuestro estado mental, aquello que pensamos acerca de nosotros mismos.
      Nos enamoramos de aquellas personas que activan el aprendizaje. Ese aprendizaje llega cuando el otro activa nuestro sufrimiento con su actitud o comportamiento.
      El malestar nos avisa de nuestras creencias erróneas para que podamos corregirlas, si es nuestro deseo hacerlo.
      ¿Qué creencia inconsciente ha activado tu relación? No lo sé. Eso solo lo puedes descubrir tú misma. Tal vez una herida de abandono o rechazo o injusticia.
      Veo que me dices que sueles ser comprensiva con él, y he creído entender que te adaptas para ser la pareja que él espera. Al mismo tiempo parece que él no ve tus esfuerzos ya que siente que le cuestionas mucho.
      A menudo, nos esforzamos en querer comprender al otro antes que poner la atención en nosotros mismos. El otro tiene sus razones para hacer lo que hace. Ahí no podemos entrar porque no podemos conocer lo que pasa por su mente. En cambio sí podemos observar lo que pasa por nuestra mente. ¿Qué miedos son los que activa la pareja? ¿Estoy pensando que debo ser la pareja perfecta para que alguien quiera estar conmigo? ¿Qué pienso de mí cuando creo que debo adaptarme a lo que el otro espera?
      El trabajo consiste en observarme yo misma. Poner atención en mis sentimientos porque ahí está la respuesta que necesito para comprender por qué tengo una relación con alguien que me rechaza o que no sabe lo que quiere en nuestra relación de pareja.
      Ten en cuenta que el otro solo ha activado una herida inconsciente que yo necesito observar. El otro se comporta de una determinada manera que refleja lo que creo acerca de mí. Descubrir esas creencias es el objetivo del trabajo.
      Te animo a ver esta master class para saber cómo trabajar con tus creencias inconscientes:
      https://click.franciscojaviergutierrez.com/1-pagina-de-alta-al-funnel
      Un sentido abrazo.

  2. Buenas noches Javier!
    Tras leer tu aportación creo que me siento un poco menos culpable por haber dejado una relación de 12 años. La cosa es que yo ya no sentía lo mismo por él, no me sentía feliz estando dentro de la relación, en ella habían desaparecido casi todos los puntos que comentas. Aún así me costo dar el paso, fueron meses pensando en que me estaba pasando, llorando casi a diario pensando en si era cierto lo que me estaba sucediendo o sólo era una racha, pero esa racha se repetía en el tiempo, por lo que no era una racha como tal, así que di el paso para poder ser feliz o al menos intentarlo. Yo le quiero, pero no siento el amor que sentía ni creo que fuese sano para ninguno de los dos seguir fingiendo que todo iba bien cuando no.
    Pero, porqué me siento culpable por ello? Si en verdad es lo que necesitaba, porque aún sigo dándole vueltas? Me duele que todo lo que parecía que iba bien haya cambiado tanto.
    Han pasado 6 meses desde que decidí salir, al principio sentía liberación y dolor, pero aceptaba que así debía de ser.
    Ahora, aunque creo que es lo que tenía que hacer, siento que he echado a perder todo lo que tenía en mi vida, que podia haber hecho algo más y que no volveré a encontrar en nadie lo que fuimos todos estos años atrás, antes de la desconfianza, los planes juntos ya eran casi nulos, la falta de sexo, los reproches, la no comunicación, la falta de empatía por su parte y la sensación de no tener un amigo con el que poder hablar de todo.
    Pues a pesar de eliminar de mi vida todas esas cosas negativas que no me aportaban nada más que tristeza, no consigo ser feliz

    1. Gracias, Sandra, por compartir tu experiencia.
      En toda ruptura se activan dos procesos. Por un lado, está el duelo de la pérdida y aceptar que ya no existe aquello que antes había. Durante este proceso nos acordamos de aquello que había y que creemos que no vamos a encontrar de nuevo. Ahí está la sensación de culpa y la creencia de que podía haber hecho algo más.
      Por otro lado, está el proceso de crecimiento que implica toda ruptura y todo cambio en la vida. Aquí viene el sentimiento de que la decisión era inevitable porque no era sano mantener una relación que está rota.
      A menudo queremos hacer compatibles esos dos procesos que siguen caminos diferentes. Uno de ellos dice que hiciste lo correcto, y el otro dice que no lo hiciste y que podías haber luchado más, o no haber sido tan exigente, etc.
      Ten en cuenta que ambos procesos buscan ayudarte cada uno a su manera. Uno a través del alejamiento y la ruptura y el otro a través de la culpa por haberte alejado y haber roto.
      Puedes mirar ambos procesos con compasión y ternura. Y decirles a cada uno que los comprendes y que entiendes que ambos quieren ayudarte, cada uno a su manera. Cuando conectas con tu interior sabio y compasivo puedes aceptar dos partes de ti misma que tienen pensamientos opuestos.
      Ten en cuenta que si decides prestarle más atención a uno que al otro, el que no se siente reconocido se va a quejar.
      Por ejemplo, la parte que se siente culpable podría decirte que ella lo que quiere es que tengas a alguien a tu lado y que vivas aquellos momentos hermosos de la relación. La forma que tiene esta parte de ayudarte es recordando lo que perdiste y haciéndote creer que no vas a encontrar a otra persona que te haga sentir así. Es posible que esta parte te vea como una niña que se siente desvalida y que no puede valerse por sí misma.
      Al mismo tiempo la parte que decidió la ruptura puede decirte que su trabajo es que seas feliz y que dejes de sufrir en una relación que se ha roto. Tal vez te ve como alguien que no es capaz de gestionar el dolor de una ruptura y te anima a buscar razones intelectuales que justifiquen tu decisión al mismo tiempo que te anima a desconectarte del sentimiento de pérdida porque teme que naufragues si lo haces. Esta parte es una parte muy mental que no quiere saber nada de la parte que siente culpa, pena y tristeza.
      Esto que te digo es un proceso interno que merece observación y cuidado. En la media que nos aceptamos por dentro estamos mirando con compasión todas esas partes y procesos que tienen sentimientos encontrados.
      Te animo a ver esta master class en la que te cuento cómo puedes aprender a observar tus creencias inconscientes:
      https://click.franciscojaviergutierrez.com/1-pagina-de-alta-al-funnel
      Un sentido abrazo

    1. Gracias, Mara, por tu pregunta.
      La atracción sexual es un medio para satisfacer una necesidad.
      Normalmente cuando dejamos de sentirnos atraídos por una persona creemos que la causa del problema está en el plano físico y no es así.
      Es muy posible que la falta de pasión se deba a otra causa u otra necesidad que no estás localizando en tu mente.
      Tal vez pude ayudarte este vídeo de mi canal de Youtube: ¿Por qué no te atrae físicamente quien deseas como pareja?
      https://youtu.be/3tJJYEIY-0Y
      Un sentido abrazo,

      1. Llevo 10 años con mi pareja, y por tema de trabajo, nos emos distanciado mucho, siento que nuestra relación de ha enfriado, emos dejado de compartir momentos y ya en tema sexo ya ni me siento atraído por el, estoy pensando en dejarlo, pero le quiero mucho, y no quiero hacerle daño porque es una buena persona. Gracias espero respuestas.

        1. Gracias Gema por compartir tu experiencia.
          Nos sentimos atraídos hacia lo que activa el aprendizaje.
          La relación de pareja es una oportunidad excelente para aprender. Pienso que la finalidad de la relación es cambiar el concepto limitado que tenemos de nosotros mismos. Es decir, el propósito de la relación es ver más allá de los límites del ego.
          Al mismo tiempo, nos resistimos a cambiar ese concepto y queremos tener razón, porque cambiar nuestra identidad y lo que creemos que somos es doloroso.
          Cuando discutes con el otro estás reafirmando que tienes razón. Y llegas a un punto en el que hay un límite porque te das cuenta de que para seguir manteniendo tu punto de vista tienes que perder la comunicación o la intimidad con el otro.
          Entonces llegas a una confrontación interna. O pierdo la razón y cedo ante el otro o pierdo mi relación de pareja.
          Suele ocurrir que cuando has llegado al punto en que te encuentras ya no hay suficiente energía para seguir apostando por la relación.
          Ya no hay suficiente gasolina en el coche para volver al punto de partida, y tampoco para seguir adelante.
          Imagino que quieres saber qué puedes hacer.
          Eso solo lo puedes saber tú a través de un proceso de indagación interno.
          Puesto que no quieres perder ni la razón ni tu relación de pareja, la única solución posible sería ver lo que ocurre de otra manera. Pero fíjate que, según me dices, desde tu perspectiva no hay otra manera posible de verlo.
          Amar no es un sentimiento sino una conducta y una decisión. Al mismo tiempo, amar no es sacrificio.
          La solución parte de ver lo que ocurre desde otro lugar más allá de los límites del ego. Esa es la mirada del Self, el Espíritu, o el Yo Esencial
          Tal vez puede ayudarte este otro post https://franciscojaviergutierrez.com/ya-no-te-sientes-enamorada/
          Un sentido abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba