TESTIMONIOS

Esto es lo que dicen de mí quienes han trabajado conmigo

Raquel Landolt

Estaba en una relación compleja, donde no recibía el amor y atención por parte de mi pareja que necesitaba. Me sentía muy frágil, confusa, con mucha ira, sin saber que decisión tomar, perdida, triste ...

Javier me ayudó a conocer a mi niña interior divina, mis falsas creencias, heridas y máscaras que eran el motivo de mi tristeza y comportamiento y me mostró como re-dirigir mi ira.  Además juntos descubrimos cual era la meta que buscaba conmigo misma y en pareja (estar en paz y serena conmigo misma y en pareja) y cuáles eran las características más importantes que buscaba en una pareja.

Javier me enseñó que dispongo de muchas "herramientas" para trabajar conmigo misma.  Cuido y protejo a mi niña interior en todo momento, estoy curando mis falsas creencias & heridas y ahora estoy abierta a encontrar una pareja que me de el amor, atención y compromiso que creo merecer porque siento que ya no hay tristeza en mi interior sino mucho amor!

RAQUEL LANDOLT

Asistente de Dirección MADRID (España)

Sana tus heridas de amor

Agradezco a Francisco Javier Gutiérrez, su entusiasmo, entrega, comprensión, ánimo y sabiduría en el desarrollo del trabajo Educación de las Emociones, realizado durante 40 días seguidos y días posteriores.

Este trabajo me ayudó a enfocarme en lo que realmente quiero en mi vida y darle una visión más optimista y positiva.

Mi compromiso para hacer este trabajo contribuyó a fortalecer mi voluntad y constancia día a días y durante esos 40 días seguidos.

LOURDES SANZ

MADRID (España)

Débora Bronstein

Javier logra en muy poco tiempo una conexión muy personal con una fuerte connotación positiva.

Su escucha profunda, su mirada abrazadora, su sonrisa y su particular tono de voz, transmiten a quien está sufriendo emocionalmente una fuerte contención. Al punto que hoy, evoco su expresión y tono de voz en mi mente. 

Sólo puedo decirle ´gracias´ por brindarme una imagen fuerte que hoy puedo evocar y que me ayuda a transitar un camino espinoso.

DÉBORA BRONSTEIN
Co-Directora BK Capacitación + Desarrollo BUENOS AIRES (Argentina)
Isabel Calvo

Tenía muchas dudas sobre el momento vital en el que me encontraba, buscaba orientación y respuestas, buscaba un amigo que me entendiera. Y él fue un rayo de luz y esperanza.

Me sentí en sintonía con Javier desde el minuto 0, él me entendía sin mediar palabra y me iluminaba con su presencia, su sonrisa y su espíritu tranquilo. Javier puso paz en mis días.

Trabajar con él sembró la semilla de quien soy hoy y le estoy agradecida.

ISABEL CALVO
Coach de Vida Especialista en Autoimagen MADRID (España)
Judith y Aridany con marco

Ha sido un descubrimiento de una misma, con él y contigo. Es genial saber que había que aprender esto.

Ha sido fácil y nos llevamos la mochila llena de herramientas que antes no teníamos.

Muy agradecida de que haya sido con alguien con tus valores, Javier.

JUDITH Y ARIDANY

GRANADA (España)

María Molina

Quiero contarte, que este año para mí ha sido el mejor de todos. En este momento estoy en plena formación en diferentes áreas, incluso, empecé un curso de fotografía que me viene bien para las imágenes que pondré en mi Web, la cual inauguraré este año. 

Quiero decirte que tus guías, artículos, post, audios, meditaciones, fotos con tus experiencias, tus historias, blogs, consejos, tips y conferencias me han inspirado para  descubrir mi propósito de vida. Llegaste a mí por resonancia, y estoy segura que yo también llegué a ti del mismo modo. Somos piezas que encajan perfectamente en este universo. 

MARÍA MOLINA

MEDELLÍN (Colombia)

Manuel Cuevas Matilla

Admiraba a Francisco Javier porque de pronto sacaba del bolsillo de su filmoteca memorística la brújula que apunta al sentir íntimo de aquella película, de aquel actor, de la escena sentida.

Francisco Javier no me dirigía al norte, no, magistralmente lo apuntaba desde su brújula, y a la vez, dejaba que mi viaje, a través de su enseñanza, tuviese la oportunidad de perderme, sin juzgarme por ello, sin tratar de representarse como un sabio que tenía adquirida una brújula para los demás.

Y ésta para mí es la calidad de un acompañante. De un Sancho sin demanda de ínsula, que permite las locuras de su Quijote, pero que sabe conducir desde la humildad que sólo profieren aquellos que saben que el camino es caminar al lado, sin forzar el paso, sin directrices, y sobre todo, sin especulaciones de carisma.

MANUEL CUEVAS MATILLA

Experto en Mindfulness y Acompañante del Alma

ALMERÍA (España)

Luz Adriana

Antes de trabajar con Javier tenía miedo y me sentía atrapada. Durante el programa trabajamos las emociones y los mandatos.

Hoy puedo decir que me siento cada día más segura de mí y de mis recursos. Me expreso desde mi libertad de decir y hacer lo que realmente quiero y deseo. El miedo lo he convertido en mi amigo inseparable le he dado su espacio para que se expresé y juntos podamos hacer grandes cosas (Yo soy la que dirige el timón de mi existencia el miedo un buen compañero)

Trabajando con Javier he podido ser yo y expresarme sin tapujos ni tabúes. Ser la auténtica Adriana que dice las cosas como la siente para mí fue un maravilloso regalo del UNIVERSO. 

LUZ ADRIANA RIVERA
AALST (Bélgica)
Gabriela Margarita Monjaraz

Conocí a Francisco Javier un poco antes  de cumplir 75 años. Mi experiencia era de desamparo, no podía dormir y un día me solté a llorar en desolación, sintiendo y pensando: ¡Tan vieja y aun no logro la madurez después de estudiar psicología, incontables cursos y terapias.

Cuando vi a Francisco Javier al otro lado del mundo , por medio de una cámara con su mirada apacible  y su sonrisa  mi corazón se abrió

Francisco Javier me guío poco a poco a comprender que la vida es única  para cada ser humano, cada uno tenemos un porque y un como en la vida , que no es necesariamente claro ante la mirada de terceros.  Todos contamos con un SER superior que se manifiesta de diferente forma en cada uno.

GABRIELA MARGARITA MONJARAZ
VANCOUVER (Canadá)
Julia Rodriguez

El trabajo de terapia con Francisco Javier me ha ayudado en varias áreas, me ha permitido aumentar mi autoestima, tras tomar conciencia de las creencias limitantes que tenía acerca de mí misma y ver que sólo son creencias y que se pueden cambiar.

También se ha transformado mi visión del conflicto, del desencuentro, antes ante una situación de confrontación me encogía y huía o bien trataba de dar una respuesta que agradara al otro, sin tenerme en cuenta a mí misma, al detectar mi necesidad de aprobación, reconocerla y sanarla, puedo relacionarme con los otros sin miedo a decir que NO cuando es eso lo que quiero y siento.

JULIA RODRIGUEZ LEIVA
GRANADA (España)