La mejor relación de pareja es la que muestra tu peor versión

La mejor relación de pareja es la que muestra tu peor versión.

¿Te has parado a pensar alguna vez que la mejor relación de pareja es la que muestra tu peor versión?

A menudo te hacen creer que el objetivo de las relaciones de pareja es lograr tu mejor versión al lado de la persona que has elegido.

¿Por qué te dicen esto?

Porque la creencia social es que tener pareja es un paseo por las nubes, como aquella película de Alfonso Arau.

Pues no. 

A qué huele tu peor versión.

​​Uno de los objetivos de las relaciones de pareja es que seas consciente de toda la mierda que no quieres ver y que guardas sin darte cuenta. Limpiar se traduce en sanar viejas heridas del pasado.

¿Cómo te das cuenta de que tienes que sacar la basura de casa? 

Cuando el olor te avisa de que algo huele a podrido en tu cocina.

A menudo, las voces del desarrollo personal quieren venderte perfumes para ocultar eso que hay dentro de ti y que no quieres ver. ​​​​​​Como si fuera posible sanar en el presente algo que tiene su origen en el pasado.

​Observa que cada vez que te dicen que saques y muestres tu mejor versión, estás poniendo el foco en los demás y no en aquello que crees acerca de ti mismo y que merece ser observado y sanado.

Pareciera que la felicidad estuviera en oler bien, conseguir muchos likes, amigos o seguidores en Instagram.

Como le pasaba a Freddy Mercury en la película Bohemian Rapsody, puedes llenar estadios y al mismo tiempo estar terriblemente solo.

Además te hacen creer que si no sabes controlar esa parte enfadada que se despierta cuando estás en pareja, es culpa tuya.

Tus partes oscuras y enfadadas merecen tanta atención y cuidado como tus partes felices y brillantes.

En realidad, eso que llamas «tu peor versión» es la forma que tiene tu niño herido de pedir amor y atención.

Cuando estoy a tu lado sale lo peor de mi.

Mira, yo era de ésos que acusaban a sus parejas de sacar lo peor de mi. Y esa afirmación, como es normal, automáticamente, confirmaba que la pareja era un fracaso.

Lee este post relacionado:  Cómo mejorar la comunicación en pareja con CNV

De esta manera me libraba de la mierda que había descubierto en mi. Como si esa sombra, esa parte oscura, perteneciera al otro y no a mi mismo.

Me ha costado mucho reconocer al dragón rabioso que habita dentro de mi. Al mismo tiempo tengo que decir que ese dragón me lo han mostrado ellas, mis parejas.

Y hoy puedo afirmar que aquellas relaciones que me hicieron morder el polvo, porque me sentía rendido, impotente, desesperado, humillado y anulado, tal vez hayan sido mis mejores relaciones de pareja.

Porque esas relaciones me mostraron al Dragón Negro que llevo dentro.

Para abrazar mi Sombra y tomar toda su energía y su poder primero tenía que verla.

Y solo a través de mis relaciones de pareja he podido ver, y sigo viendo, esa oscuridad que vive en mi interior.

Por esa razón trabajo con personas que la cagan una y otra vez en sus relaciones de pareja y que no saben cómo cambiar sus patrones de conducta inconsciente.

Porque la Sombra se manifiesta a través de esa mierda que solo cuando la aceptamos y reconocemos podemos convertirla en abono fértil para la siguiente relación.

¿Por qué tu peor relación de pareja ha sido un éxito?

Las relaciones “fracasan” porque se inician por una razón y un propósito equivocados.

(Y digo fracasan entre comillas porque como te diré más tarde no creo que ninguna relación de pareja fracase)

¿Por qué fracasó tu anterior relación de pareja?

Las relaciones “fracasan” cuando pones la atención en el otro antes que en ti mismo.

En realidad, ninguna relación de pareja fracasa. Ya que siempre tenemos a nuestro lado a la persona perfecta para mostrarnos lo que hay en nuestro interior de acuerdo a nuestro nivel de conciencia actual.

Dice Antonio Blay que la vida tiene como consigna actualizar el potencial que uno trae consigo. Este potencial esta constituido por tres cualidades básicas que son la energía, la inteligencia y la afectividad.

La vida siempre nos va a poner delante a través de nuestras relaciones de pareja aquello que necesitamos aprender para lograr esa actualización de la que habla Antonio Blay.

Y lo va a hacer de tal manera que podamos entender su mensaje.

Lo que nos enseña el malestar

A veces, la única forma que tenemos de aprender acerca de nosotros mismos es el malestar.

Esto no quiere decir que tengamos que sufrir para aprender.

Al mismo tiempo, cuando el malestar profundo aparece es porque no hemos sabido escuchar nuestras emociones más sutiles y que han aparecido con anterioridad.

Hay un máxima que dice: Lo que no aprendes por discernimiento lo aprendes por sufrimiento.

Por eso nos sentimos atraídos por unas personas y no otras. Porque en cada momento tenemos un nivel de conciencia diferente y nos sentiremos atraídos por aquellas personas que activan nuestro aprendizaje en cada etapa de nuestra vida.

De esta manera, siempre estará a nuestro lado la persona que va a mostrarnos eso que rechazamos de nosotros mismos, bien porque no nos gusta, o bien porque nos causa dolor reconocerlo.

Es posible que no te des cuenta, pero solo vas a sentir atracción hacia aquella persona que activa tu aprendizaje.

Lee este post relacionado:  ¿Me estoy resistiendo a encontrar una pareja? - Vivir Amando Radio #8

Y el primer paso del aprendizaje para lograr tu realización personal consiste en reconocer al Dragón Negro de tu Sombra.

De esta manera la Mente se va sentir atraída hacia aquellas personas que tienen la llave de esa gruta donde tienes encerrada a tu peor versión.

Por eso digo que todas las relaciones de pareja que aparecen en nuestra vida son las que necesitamos conocer en cada momento de nuestro proceso evolutivo.

El resultado de la relación no es lo importante. Lo importante es el aprendizaje que te llevas a través de tu vivencia en pareja.

¿A qué juego estabas jugando en tu última relación de pareja?

¿Por qué mayoría de las parejas eluden los conflictos, no los resuelven, o los ven como algo muy negativo?

Porque el conflicto es el mejor espejo que nos ofrece la vida en pareja para reconocernos a nosotros mismos.

Tu forma de encarar el conflicto te dice si estás jugando a tener razón o jugando a ser feliz en la relación.

Cuando juegas a tener razón, los conflictos erosionan la relación. Y juegas a tener razón cuando cada uno quiere prevalecer su criterio sobre el otro.

Por ejemplo, cuando hay agresiones, cuando aparece la ira, y cuando hay acusaciones mutuas y sentimientos de culpa e indignación.

Te confieso que la reactividad ha sido la situación emocional que más veces ha estado presente en mis relaciones de pareja pasadas. Reconozco que la impaciencia y la impulsividad siempre han gobernado mi carácter.

Por lo tanto, mis relaciones pasadas estaban centradas en mí mismo antes que en el nosotros. Me resistía a abandonar el territorio del yo cuando estaba con el otro.

Es decir, el Dragón Negro tenía el control de la situación en todo momento.

Lee este post relacionado:  4 modelos desastrosos de pareja que buscas sin darte cuenta

La ira es mi emoción atávica más natural y la que menos expreso.

Es verdad que en mis relaciones de pareja nunca he dejado espacio para la ira. Cuando la sentía llegar la bloqueaba porque no debía sentir un pecado capital.

De este modo negaba la existencia de mi Bestia Negra porque creía que con negarla el Dragón desaparecería.

Al mismo tiempo me equivocaba, porque el Dragón siempre estaba al acecho a punto de saltar. Yo era un adicto al conflicto.

Sin embargo, ahora puedo decir que la ira es energía de vida para mí.

Antes confundía ira con agresión porque a fuerza de reprimirla transformaba mi ira en violencia.

Ahora reconozco que la ira me ha enseñado a marcar límites y a protegerme de relaciones dañinas.

Por lo tanto, la ira forma parte de mi Sombra y cuando abrazo esa ira y la integro en mi experiencia, la ira se transforma en energía de vida.

Ése es el poder de la Sombra.

Transformar juntos la Sombra

Los elementos de la sombra son aquellos aspectos o cualidades nuestras que están guardadas en la oscuridad y proyectadas en el otro.

Cuando no podemos abrazar el conflicto pensamos que esos elementos de sombra no nos pertenecen, sino que forman parte del otro.

Ocurre que en las relaciones íntimas es donde con más fuerza emerge nuestra sombra.

En cambio, cuando juegas a ser feliz en tu relación de pareja le das la bienvenida al conflicto porque su presencia permite crecer y prosperar en intimidad profunda.

¿Para qué sirve entonces el conflicto?

Para ser más conscientes de nuestra Sombra.

Cuando piensas que la causa de tu malestar está en el otro no asumes la responsabilidad de tus sentimientos.

Al mismo tiempo, cuando te haces responsable de tus sentimientos, el conflicto se hace más visible. Es cuando el Dragón hace acto de presencia para que puedas verlo.

Y ahora que tienes un conflicto con una nueva pareja tienes la oportunidad de observar lo que te ocurre por dentro. Ese profundo sentimiento de malestar trae un mensaje para ti.

Por lo tanto, para alcanzar una intimidad madura en la relación de pareja es esencial trabajar con nuestros dragones negros desde la compasión y la confianza para, de este modo, aceptar las sombras, amarlas y transformarlas juntos.

¿Has sido alguna vez consciente de tu sombra?

Respóndeme en los comentarios.

20 comentarios en “La mejor relación de pareja es la que muestra tu peor versión.”

  1. Julian Santiago benavides ortiz

    Hola como estas me gustó leer.ucho tu blog y pues me identifico bastante con el tema

    Te cuento es un poco larga mi historia.

    Mira mi actual parejo y yo nos conocimos por un amigo ella salía con el, yo desafortunadamente me metí con ella poco después ella le terminó a esa persona a y «yo me volví el oficial» pero ella se veía con el la pasaba en el apartamento de ella y lo peor es que yo sabía tu e reacciones muy violentas pero nunca le pegué ni maltrate solo yo le pegaba a las cosas hacia mala cara y me iba a correr en mi moto, bueno paso un poco el tiempo ella quedo embarazada y me fui a vivir con ella cambiamos de ciudad, hay ya estábamos bien tuvimos nuestra hija y retornamos a la ciudad donde nos conocimos seguimos viviendo juntos duramos viene 2 años más ya después ella se quedó son trabajo yo igual y recurrimos a muchas peleas más que todo por mi parte ya que algo me molestaba o disgustaba hacia mala cara a todo el mundo fuera familia de ella o la mía o mis amigos me volví una persona controladora pues yo tenía la contraseña de las redes sociales de ella y pues a pesar de pasar el tiempo yo decía será que me la vuelve hacer y pues solo fingía ante ella que ese tema lo olvide y supere también se dieron esos problemas ya que ella tiene un hijo con otro tipo y pues el aveces le decías cosas de volver nuevas bobadas pero ella nunca reaccionó a eso siempre lo rechazo, bueno en medio de esos problemas un amigo mío perdón ex amigo se fue que vivir cerca a mi casa por que el se sentía solo y todo eso lo invitaba a tomar tinto hay se empezaron a formar más problemas con mi pareja ya que el le ofreció trabajo como modelo webcam yo no estaba de acuerdo me volví más tóxico a toda hora la llama me pagaba el celular yo entraba a las páginas que ella trasmitía y le peleaba por ese medio ella ya me decía mentiras el siempre la llevaba y la traía el caso las peleas llegaron al punto de gritar nos tratarnos mal y ella me cachetada yo lo único que hacía era cogerla de la cintura y decirle hablemos pero aún así nada llego el caso que descubro mentiras de ella me decía que iba a entre listas ella iba a verse con el mi disque amigo bueno nos separamos yo me quedé con la bebé resultó que en menos de una semana de separarnos ella estaba viviendo con mi disque amigo bueno al mes ella me empezó s buscar arreglar las cosas listo yo le correspondi y ella se fue a vivir sola como a las 15 resulta que ella volvió hablar con el tipo y a verse yo me enteré al mes los confronte ella lo dejo de lado nuevamente dice la teoría y otra ves me la lleve a vivir conmigo en medio de eso el tipo creo cuentas falsas para hablar con ella ya que nuevamente yo tenía todas las redes de ella, pero no sospeché ya que el creo un perfil falso de mujer, bueno resulta que después ya ella cambió la clave a las redes a celular le armé problema bueno dije confiemos en ella resulta que se volvió a ver con este tipo y estar en la casa de el sacando la escusa que debía ir a trabajar temprano irónico no ? Bueno me pidió perdón que si quería sacarla yo estaba en el derecho me dijo yo listo depende de ud arreglar las cosas ella me dijo bueno pero desde que volvimos yo armo problema por que si y por que no, no confío en ella, aveces me pregunto por que volví con ella, que espero de ella, la verdad cuando no se nada de ella no me contesta o salía sola me daba esa ansiedad de estar encima de ella que hace que no hace con quien habla le peleo por que ya llega al punto que casi no tenemos relaciones y en medio de esas peleas le vi vídeos del tipo cantandole y yo mismo los borré peleamos al punto que literal ella me destrozó la cara y aún así digamos que la perdone pero la verdad todo me disgusta, muchas veces no me siento cómodo realmente no soy feliz no e olvidado todo lo que me hizo aveces yo mismo me digo que debo conquistarme pero a la hora de tratar de hacerlo no me nace a ratos soy grosero con ella soy tosco soy poco expresivo soy poco detallista peleamos mucho delante de quien sea yo sigo haciendo maña cara porque si no por que no tengo problemas con ella y le hago mala cara a todo el mundo muchas veces siento que ella debe pagar lo que me hizo que me debo desquitar pero a la hora de separarnos yo vuelvo a caer a buscar a yo pedirle perdón a yo decirle que voy a cambiar yo me siento inseguro de mi mismo muchas veces siento ganas de llorar me siento solo, siento que ni yo mismo me quiero, siento ganas de acabar con mi vida, pero no lo hago delante de nadie, por mi parte nadie la quiere a ella mi familia nadie dicen que ella es la causa de mi ruina, pero no se por que nunca la dejo ir no se por que ella sigue a mi lado y yo al de ella si los conflictos míos hacia ella me abundan como te digo le peleo por que si por que no ppor si tal vez y ella me dice que igual esta aburrida de mis actitudes

    1. Gracias Julián por compartir tu experiencia.
      Hay mucho dolor en la historia que me cuentas. Cuando no hemos sanado nuestras heridas de abandono y traición de la infancia solemos repetir, sin darnos cuenta, esas situaciones de traición y abandono con nuestras parejas.
      Cuando no somos conscientes de nuestras heridas creamos relaciones de pareja en las que hay mucho dolor y sufrimiento. Y seguiremos sufriendo hasta que no pongamos los medios necesarios para sanar esos patrones de comportamiento controladores o violentos.
      En este sentido vamos a creer que la causa de nuestro dolor está en el comportamiento del otro. En realidad, el otro solo activa nuestras heridas inconscientes de traición y abandono que seguramente vivimos en la infancia.
      Me dices que no sabes por qué nunca la dejas ir o por qué ella sigue a tu lado. Esto es así porque habéis construido la relación desde un sentimiento mutuo de carencia y escasez afectiva. Es posible que, a pesar del dolor, cada uno crea que el otro tiene lo que necesita y que aún puede cambiar y hacerle feliz.
      Una relación de codependencia es la de dos palomas atadas por una pata: suman cuatro alas, pero no pueden volar. Lo intentan pero no pueden, y al mismo tiempo dañan al otro.
      Te invito a que pidas ayuda profesional para detectar y corregir esos patrones de conducta que solo causan dolor y sufrimiento.
      Un sentido abrazo.

  2. Hola Francisco, gracias por tu post, yo llevo meses sintiendo mis sombras con mi pareja y no me gusta la persona en la que me estoy convirtiendo. (lloro muy seguido, muy orgullosa, extremista, etc) Te quiero hacer una pregunta, hice un análisis en mi, y se que hay muchas cosas que proyecto que no me gustan de mi y las veo en él. Las he tratado de manejar, pero yo no veo una mejoría. Cómo se si es que realmente la relación no funciona más y entre los dos la estamos forzando o si sigue siendo un problema mio personal. Te lo digo, porque llega un punto donde no disfruto de la relación pero quizá dos o tres días después se me pasa…

    1. Gracias Karen, por tu pregunta.
      Cuando la idea del sacrificio llega a una relación de pareja el amor ha desaparecido.
      En realidad, la relación de pareja solo refleja nuestros conflictos personales a través de la proyección de nuestras sombras.
      Cuando se integra el conflicto permanente como una parte más de la relación, nos volvemos adictos al malestar y al sufrimiento. Experimentamos picos de malestar que luego desaparecen hasta la siguiente fase de máxima tensión y vuelta a empezar.
      Una relación de este tipo no es una relación sana de pareja y es responsabilidad de cada uno mantener o evitar una situación tóxica que daña nuestra autoestima.
      Un sentido abrazo

  3. Hola Francisco estaba en una relación en donde empece a dejar que me sintiera menos que el, insegura, celosa, desconfiada, con mucha ira porque me sentía ignorada, y finalmente termino en una escena violenta por mi parte con mucha agresión verbal y bueno choque su coche, aun no me persona esa actitud tan pésima de mi, y siempre me decía que yo era muy débil emocionalmente y me hacia sentir celos y desconfianza, y pues así terminamos, estoy muy confundida aun, no me gusta esa persona que descubrí que soy a su lado.
    Gracias

    1. La finalidad de la pareja, Claudia, es precisamente que descubramos quiénes somos realmente. Por lo general vivimos identificados con nuestras máscaras que ocultan nuestras heridas inconscientes.
      Es decir, la pareja me refleja aquello que no soy capaz de ver por mí mismo.
      Por ejemplo, tal vez una parte de ti cree que para estar al lado de un hombre tienes que sentirte menos que él. Esta parte se manifiesta en tus celos e inseguridades. Si no aprendemos a ver lo que nos está pasando, todo ese malestar reprimido puede desembocar en una actitud violenta.
      Cuando tenemos creencias inconscientes que nos desvalorizan existe mucho dolor en nuestro interior porque nos estamos castigando a nosotros mismos. Entonces aparecen pensamientos que critican nuestra actitud sumisa y nuestra debilidad emocional y que nos invitan a poner límites a esa situación. Muchas veces esos límites se manifiestan de una forma extrema que luego nos hace sentir culpables.
      Se trata de observar todas nuestras creencias sumisas y agresivas y luego comprender por qué nos invitan, primero, a obedecer y, luego, a atacar.
      Todo este proceso de indagación interna del que te hablo tiene como finalidad comprender lo que ocurre en nuestros interior para alcanzar la paz y el equilibrio.
      Te invito a ver este video donde te muestro cómo puedes trabajar con tus creencias inconscientes.
      https://click.franciscojaviergutierrez.com/1-pagina-de-alta-al-funnel
      Un abrazo

  4. Hola..acabo de leer su artículo..estoy pasando por un conflicto con mi pareja hace bastante tiempo ..aveces siento que los dos tenemos dos personalidades…la que se ama y la que se odia …el por un lado saca su ira verbalmente ..sabe tocar mis puntos de explosión…y yo reacciono físicamente…estamos en el puto más álgido y nos odiamos ..pero horas después solo queremos estar juntos …en todos lados leo que somos tóxicos…que debemos alejarnos…( tenemos u hijo en común) pero siempre encontramos la forma de volver a buscarnos.y seguir con estas pasiones desatadas que ya parecen una adicción…me atrajo este artículo xq plantea un punto de vista diferente

    1. Gracias, Edith, por compartir tu experiencia.
      Tal vez mi artículo plantea un punto de vista diferente, pero de ninguna manera justifica una relación conflictiva.
      La adicción al conflicto fortalece nuestra identidad de seres escasos y carentes de amor.
      Por lo tanto, esa adicción define una relación de pareja tóxica.
      Al mismo tiempo tienes que tener en cuenta que el amor no es sufrimiento.
      En una relación de codependencia no hay amor, solo hay miedo a la autonomía y la independencia.
      Puedes preguntarte, por tanto, por qué sigues en una relación de pareja donde no hay amor sino miedo y sufrimiento.
      La finalidad de la relación es descubrir mis creencias erróneas acerca del amor y la pareja. Creencias como que el amor de pareja es una montaña rusa emocional.
      Recuerdo que en la serie de televisión Big Litle Lies, Nicole Kidman terminaba teniendo sexo con su marido después de cada violenta discusión, incluso con maltrato físico.
      Cuando no eres capaz de ver las creencias inconscientes que tu pareja está reflejando acerca de ti misma se pierde el propósito de la relación de pareja.
      Es entonces cuando caemos en una espiral de dolor y sacrificio.
      Recuerda que dos palomas unidas por una sola pata suman cuatro alas pero no pueden volar.
      Un abrazo.

    2. Hola Francisco voy encontrando tus videos y blogs, gracias por tan sabias palabras, hace dos años termine una relación de 5 años, hace 7 meses que ya me siento tranquila, concientes, trabajando con mi sombra, lo que veo en mi es que me está dando miedo volver a tener pareja no confío veo lo malo, no me gusta por qué siempre he creído en el amor como puedo trabajarlo mejor, gracias !!!!

      1. Hola Iliana.
        Cuando sentimos que tenemos miedo a tener pareja tras una ruptura dolorosa, estamos evitando repetir esa situación de conflicto.
        Cuando piensas que siempre has creído en el amor, puedes preguntarte si aún piensas que el amor de pareja va a darte la felicidad.
        La finalidad de la pareja no es encontrar la felicidad al lado de la persona perfecta.
        Enamorarse implica aceptar el conflicto como una vía para reconocer e integrar nuestras propias sombras.
        Un sentido abrazo,

  5. Francisco sigo hace tiempo tus blogs. Y siempre encuentro en tus palabras luz para entender lo que me pasa. Hace un año terminé una relación muy conflictiva, en la cual me sentía no querida, abandonada, insegura. Y mí reacción siempre fue el reclamo y la ira ante conductas u omisiones que en mis creencias las daba por hechas en cualquier relación, y sin embargo no existían. Terminamos con una gran discusión, con mucho dolor y sin volvernos a dirigir la palabra. Y el tema es que hoy estoy empezando una nueva relación, y los fantasmas del rechazo y abandono rondan cada vez que mis expectativas no se cumplen. Me pregunto a cada momento porqué estoy con alguien que se de antemano que no me va a dar eso que mí mente dice que necesito. Será que lo que necesito realmente no es lo que pienso? Te mando un abrazo

    1. Muchas gracias, María, por compartir tu experiencia.
      Cuando nos preguntamos acerca de nuestras conducta estamos iniciando el camino del cambio. Darnos cuenta de que nuestra forma de actuar no está acercándonos a nuestro destino es el primer paso para lograr nuestras metas.
      Dice Matilde Garvich que en una relación de pareja damos lo que recibimos en la infancia y pedimos aquello que nos faltó recreando viejos traumas del pasado.
      La mente cree que una pareja va a ofrecerte aquello que no recibiste en la infancia, por eso vas a busca relaciones que van a permitirte activar de nuevo tus demandas infantiles. Si sentiste que no te dieron atención y amor, la mente va sentirse atraída hacia personas distantes o evasivas que te van a hacer sentir lo mismo que sentiste en el pasado.
      Este comportamiento es totalmente inconsciente y solo es posible cambiarlo a través de un proceso de indagación interno.
      Un abrazo

  6. Gracias Francisco por enriquecernos con tan valiosa información. Yo me divorcie hace 5 años, y hoy por hoy puedo decir que el padre de mis hijos ha sido una de las mejores escuelas de vida que he podido tener. El lograba sacar esas sombras y esos dragones que confieso que para ese entonces no entendía lo que el me hacia sentir cuando me encendía en cada discusión. Después de recorrer un largo camino lo perdone, me perdone y al fin logre entender sin juzgarme, que a veces actuamos según nuestro nivel de consciencia. Entendí que no existen las victimas ni los victimarios, que atraemos a nuestras vidas lo que queremos vivir de manera hasta inconsciente. El trabajo interno es arduo, pero la satisfacción y el gozo que se siente cuando logramos superarnos a nosotros mismos día a día no tiene precio; Aun no he logrado concretar una relación de pareja con una conexión genuina, sigo trabajando en mi, Gracias infinitas.

    1. Gracias por compartir tu historia.
      Has expresado muy bien, en base a tu experiencia, el trabajo interior y el progreso que nos permite hacer una relación de pareja.
      Me dices que aún no has encontrado una relación de pareja con una conexión genuina.
      Nuestra experiencia de vida nos está mostrando aquello que creemos acerca de nosotros mismos y en cada brizna de malestar hay un aprendizaje.
      Un sentido abrazo,

  7. Sí siempre dije que el saca lo peor de mí sí tengo mis dragones negros ira, orgullo,impaciencia,resentimientos, rencores que en 15 años fuí puliendo y aceptando que son mios y mi pareja solo los saca a flote trato de mejorar cada día en mi persona y perdonar y de hacerme cargo de mis mambos sin hecharle la culpa a nadie grácias por este post fortalece mis creencias.. 🤗

    1. Muchas gracias, Monica, por tu comentario.
      Asumir la responsabilidad de nuestras emociones, sean éstas cuáles sean, es el camino para lograr la paz interior.
      Solo cuando dejamos de proyectar en el otro la causa de nuestro dolor podemos tomar la riendas de nuestra vida y vivir el amor desde la libertad y el verdadero compromiso.
      Un sentido abrazo.

    2. Hola Francisco, realmente este post me ha ayudado y confirma lo que estoy pasando con mi pareja,el último año hemos tenido muchas discusiones y todo el tiempo pensé que él sacaba lo peor de mí, pero ahora, empezé a reconocer que soy yo la que tiene que trabajar en mis propios conflictos internos en la inseguridad, co-dependencia,orgullo y rencor,justo hoy he tenido una conversación profunda con mi pareja y me hizo ver cómo la lastimó con mi actitud y mis episodios de ira, este post me ayuda a darme cuenta que debo trabajar mucho en reconocer mis sombras y domar a ese dragón negro, muchas gracias

      1. Muchas gracias, Paola, por compartir tu experiencia.
        Me ayuda mucho saber que el artículo te ha ayudado a comprender que cuando abrazamos nuestras sombras estamos abrazándonos a nosotros mismos.
        En eso consiste precisamente el proceso de sanar nuestra autoestima: en reconocer a ese dragón negro, aprender a amarlo e integrarlo como una parte de nosotros que surge con una intención positiva, una intención de cuidado y protección internas.
        Un sentido abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba