Los 3 tipos de apego en la preja

Estilos de apego en tus relaciones de pareja – Vivir Amando Radio #5

La formación de los estilos de apego

  • Los estilos de apego en nuestras relaciones de pareja los aprendimos en la infancia.
  • Educar consiste en decir al niño lo que hay que hacer, cómo tiene que hacerlo y lo que no hay que hacer. El niño recibe lo que se le dice como la verdad y el bien.
  • El niño va aceptando la idea de que se le da de que él no vale como SER, sino que su único valor está en su modo de ser. Él es bueno o malo, pero el Ser que él es en esencia no existe.
  • El Ser es el potencial de inteligencia, energía y afectividad que reside en cada uno de nosotros.
  • No han enseñado que la razón de nuestra felicidad o nuestra desdicha está fuera de nosotros. Cuando ponemos el foco de nuestra atención en el exterior nos desconectamos del potencial que somos.
  • El niño aprende a sentirse querido en función de lo que hace no en función de lo que es. De este modo el niño se desconecta de su fondo afectivo de donde está fluyendo toda su capacidad de amar, de gozar, de felicidad.

La teoría del apego

  • El psiquiatra inglés John Bowlby se dio cuenta de que para que el niño se sienta emocionalmente seguro necesita sentir que sus padres le quieran y que estén disponibles para él.
  • Años más tarde se descubrió que los patrones de apego que establecemos de adultos con nuestras parejas amorosas se parecen mucho a la forma que teníamos de relacionarnos con nuestros padres cuando éramos niños. El estilo de apego que adquiriste en tu primera infancia será el que luego desarrollarás y repetirás en tus relaciones de pareja.
  • Si eres una persona de apego seguro te sientes a gusto en situaciones de intimidad y no te cuesta nada ser cálida y cariñosa con tu pareja.
  • Si eres una persona de apego ansioso te gusta estar muy unida a tus parejas y tienes mucha facilidad para intimar con ellas. Sin embargo, temes que tu compañero no desee forjar unos lazos tan estrechos como desearías.
  • Si por el contrario eres una persona de apego evasivo para ti es importante conservar la independencia y ser autosuficiente, por eso para ti la pareja siempre supone una pérdida de la libertad.
  • Puede decirse entonces que estamos programados a comportarnos de una forma determinada en las relaciones de pareja, dependiendo del tipo de vínculo que hayamos desarrollado en nuestra infancia.

El estilo de apego ansioso

  • Para hablar del apego ansioso te voy a poner un ejemplo de una pareja, Jorge y Carmen, donde el hombre tiene un estilo de apego evasivo y la mujer un tipo de apego ansioso.
  • Jorge cuando no se sentía libre en su relación busca defectos en Carmen y provoca disputas para impedir el crecimiento de la pareja.
  • Jorge es poco expresivo afectivamente y tiene una gran dificultad para decir “te quiero” o para acariciar a su pareja cuando están juntos.
  • Carmen por su parte siente que si Jorge no le muestra su amor es porque ella no es lo suficiente buena para él. Eso la hace sentirse cada día más dependiente de Jorge.
  • Por eso Carmen busca la proximidad física y emocional al mismo tiempo que Jorge da prioridad a la independencia y rehúye la intimidad.
  • Tanto Jorge como Carmen pueden aprender el uno del otro porque cada uno es un espejo que muestra al otro, comportamientos que, por sí mismos, difícilmente hubieran podido observar.
Lee este post relacionado:  Charlas Conscientes #4: María José Mochón - Tantra: Convierte el colchón en un zafu de meditación

El origen del estilo de apego ansioso

  • ¿De dónde procede el estilo de apego ansioso?
  • El ser humano necesita pertenecer, estar en contacto y sentirse unido amorosamente a otras personas.Porque hay algo dentro de ti …que necesita ser calmado, liberado, llenado. No sé cómo llamar a esa sed que necesitas calmar, una sed de dar y recibir amor.
  • Fue en el seno de tu familia donde estableciste tus primeras relaciones afectivas.
  • Si las muestras de cariño y cuidado de tus padres eran imprevisibles y poco constantes es posible que sintieras que no te hacían caso y que no te escuchaban.
  • Tu sentías que un día se ocupaban de ti pero al día siguiente dejaban de hacerlo, tal vez por motivos laborales o porque tenían que ocuparse de tus hermanos pequeños.
  • Cuando esto ocurría ¿tú qué hacías? Tú aumentabas tus demandas de atención, es decir, de alguna manera las exagerabas para que se fijaran en ti y no en tu hermanito que se había puesto enfermo.
  • De este modo aprendiste a exagerar un poco tus emociones para comprobar que eras importante para ellos.
  • En los últimos años ha ido ganado peso entre los investigadores del apego, la idea de que los genes también influyen en el estilo de apego que acabamos confirmando de adultos.

¿Cómo saber si tu estilo de apego es ansioso?

  • Te gusta estar muy unida a tus parejas sentimentales y tienes mucha facilidad para intimar a fondo.
  • Temes que tu compañero no desee forjar unos lazos tan estrechos como tú desearías. Las relaciones tienden a consumir una buena parte de tu energía emocional. Tiendes a tomarte las reacciones de tu compañero de manera demasiado personal. Te disgustas con facilidad.
  • En tus relaciones sientes abundancia de emociones negativas.
  • Tiendes a decir y hacer cosas que más tarde lamentas.
  • Piensas que es preferible seguir junto a esa persona antes que estar sin ella por muy infeliz que te haga.
  • Crees que no podrás enamorarte de nadie más.
  • Si la otra persona te aporta grandes dosis de seguridad, dejas de lado tus preocupaciones y vives estable, relativamente, con tu pareja.

El estilo de apego evasivo

  • Tal vez tus padres no tenían tiempo para ocuparse de ti o no eran conscientes de tus necesidades cuando te educaban. Es decir, tu sentías que tus padres no estaban disponibles.
  • Cuando sientes que tus padres no están disponibles aprendes a tener miedo a la intimidad porque das por descontado que no te van a hacer caso.
  • Esa independencia es un intento de controlar la angustia de abandono. Negando las propias necesidades y emociones. Es como si te dijeras “No quiero aquello que me hace sentir bien”.
  • De este modo aprendemos a renunciar a lo que necesitamos.
  • Pero no todo depende de los padres, no olvides la influencia de los genes como dije antes.
  • Pero la gran noticia es que las personas pueden cambiar a lo largo de la vida su estilo de apego. Yo mismo he podido transformar una parte mi estilo de apego evasivo en un apego más seguro.
Lee este post relacionado:  ¿Por qué te hace sufrir tu relación de pareja?

Lo que dices cuando tu estilo de apego es evasivo.

Las personas con tipo de apego evasivo decimos frases del tipo:

  • ➤ Me incomoda intimar con los demás.
  • ➤ Me cuesta confiar mucho en alguien o llegar a depender de otra persona.
  • ➤ Me pongo nerviosa cuando alguien se aproxima demasiado.
  • ➤ A menudo mis parejas me piden que me acerque a ellas más de lo que yo quisiera.
  • ➤ Me siento bien cuando evito compromisos emocionales con otra persona.
  • ➤ Necesito sentirme independiente, sin compromisos afectivos.
  • ➤ Me incomoda depender emocionalmente de otra persona y que dependan de mí.

¿Cómo saber si tu estilo de apego es evasivo?

Si tú perteneces a este tipo de apego, éstas serían 7 características que te definen:

  1. Te importa mucho conservar la independencia y ser autosuficiente.
  2. A menudo prefieres a la autonomía a la intimidad.
  3. Aunque deseas vincularte a los demás, te sientes incómoda ante un exceso de proximidad y tiendes a guardar las distancias con tu pareja.
  4. No dedicas mucho tiempo a ocuparte de las relaciones sentimentales ni a lamentarte ante un rechazo.
  5. Te cuesta abrirte a los demás y las personas que están contigo a menudo se quejan de que pones distancia emocional.
  6. En las relaciones, tiendes a ponerte a la defensiva al menor signo de control de tu territorio por parte del otro.
  7. Le echas la culpa de tu soledad a no haber encontrado la pareja idónea y perfecta que está esperándote en alguna parte.

Cómo saboteas tus relaciones cuando tu estilo de apego es evasivo

  • Los que tenemos un tipo de apego evasivo estamos continuamente saboteando nuestras posibles relaciones de pareja a través de estrategias de evasión como éstas.
  • Piensas que no estás preparada para un compromiso.
  • Te fijas en las imperfecciones del otro, da igual cuáles sean: su forma de hablar, de vestir o de comer.
  • Sigues pensando en tu ex como algo más idóneo que tu pareja actual.
  • Flirteas con otros. No dices “te quiero” pero das a entender que sientes algo por esa persona. Te retiras cuando las cosas van bien. Por ejemplo, no llamas en unos días tras una cita exitosa. Estableces relaciones que no tienen futuro, por ejemplo, con una persona casada. Desacreditas mentalmente a tu pareja cuando está hablando.
  • Guardas secretos para preservar tu sensación de independencia.
  • No compartes la cama o caminas unos pasos por delante del otro cuando vais juntos.
  • En algunas ocasiones y tras recorrer un cierto ciclo con tu pareja, es posible que te enfrentes a un gran bajón o desánimo repentino. Es cuando dices cosas del tipo: ¡Pues estábamos tan bien y de repente me entraron unas dudas!!!!

El estilo de apego seguro

  • Se ha observado que 1 de cada 4 personas pueden cambiar su estilo de apego en un periodo de 4 años.
  • Has alcanzado un estilo de apego seguro si puedes decir las siguientes frases que son comunes en las personas que tienen un apego seguro:
  • Me cuesta relativamente poco acercarme a los demás y me siento cómodo dependiendo de ellos y sabiendo que ellos dependen de mí.
  • Casi nunca me planteo la posibilidad de que me abandonen como tampoco me preocupa que alguien intime demasiado conmigo.
Lee este post relacionado:  Prefieres tener razón o ser feliz con tu pareja - Vivir Amando Radio #2

Cómo saber si tu estilo de apego es seguro.

Voy a mostrarte las principales características de este tipo de apego:

  1. Me resulta fácil mostrarme cálido y afectuoso con mi pareja.
  2. Disfruto con la intimidad sin preocuparme en exceso por la relación.
  3. Me tomo con calma los asuntos sentimentales y no me disgusto con facilidad por los temas amorosos.
  4. Sé comunicar mis necesidades y sentimientos y se me da bien interpretar las señales que mi pareja envía y responder a ellas.
  5. Comparto mis éxitos y problemas con mi compañero y sé prestarle apoyo cuando lo necesita.
  6. No suele haber muchos dramas durante mi relación de pareja.
  7. Soy flexible mentalmente y dispuesto a analizar mi conducta.
  8. Soy rápido a la hora de perdonar.
  9. Creo que el mundo está lleno de posibles parejas dispuestas a aproximarse.

Cómo transformar tu estilo de apego.

  • Fue necesario hacer un trabajo consciente para adquirir un estilo de apego seguro, en lugar de sentirme víctima de las circunstancias.
  • 3 Fases: Observación, Comprensión y Transformación:
  • OBSERVACIÓN: El primer paso, entonces, fue darme cuenta de mi creencia y observarla. Todas mis creencias sobre mi estilo de apego las pude experimentar en mi relación de pareja. Pero entonces no podía separarme de ellas y observarlas porque yo creía que formaban parte de mi identidad.
  • COMPRENSIÓN: Comprender el estilo de apego significa aceptarlo y no rechazarlo. Para aceptar mi estilo evasivo partí de esta idea: Todas mis creencias tuvieron una misión cuando las creé en mi mente, la misión de protegerme del dolor o del miedo.Cuando era niño y sentía que mis necesidades de afecto no estaban cubiertas tal vez tuve que recurrir a esta creencia para seguir adelante: No necesito el afecto de los demás y conmigo mismo me basto.
  • TRANSFORMACIÓN: El tercer paso es la Transformación. Ahora me tocaba cambiar esa creencia que ya no era válida por otra que sí me sirviera, sobre todo porque ya no era un niño. Cuando me di cuenta de que mi creencia me alejaba de alcanzar mi felicidad en una relación de pareja decidí cambiar.

¿Tengo que cambiar mi estilo de apego para tener una pareja feliz?

  • Cada persona tiene la relación de pareja que merece su nivel de consciencia. Y desde esta perspectiva hay todavía muchos modelos de relación que no se han constituido desde la consciencia.
  • Se ha comprobado que los evasivos suelen estar disponibles con más frecuencia, es decir, sin estar en relación de pareja.
  • Las personas de estilo seguro, sin embargo, suelen tardar mucho tiempo en estar disponibles.
  • Las personas de apego ansioso prefieren estar en una relación infeliz y aburrida por miedo a quedarse solos sin su pareja.
  • Dos palomas atadas por una pata suman cuatro alas pero no pueden volar.
  • Esta relación de pareja fue una gran oportunidad de autodescubrimiento y para mí significó el reconocimiento de mi propia vulnerabilidad.
  • La pareja no fue una senda fácil para nuestros egos, pero supuso una gran expansión de consciencia por mi parte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba