Cómo mejorar la comunicación en pareja con CNV

Cómo mejorar la comunicación en pareja con CNV

¿Cómo puedes aprender a dar desde el corazón en nuestras relaciones amorosas?

¿Es posible dar y tener al mismo tiempo la sensación de que estás recibiendo?

Soy Francisco Javier Gutiérrez de franciscojaviergutierrez.com y este video voy a contarte como puedes dar desde el corazón en tus relaciones amorosas de tal manera que sientas que dar y recibir son la misma cosa.

Tenemos muchas creencias erróneas sobre lo que significa una relación amorosa.

El cine me enseñó que todo el esfuerzo consistía en lograr encontrar a alguien con quien poder crear una relación de pareja.

Una vez que la pareja se había creado pensaba que ya no tenía que hacer mucho más para mantenerla.

Yo creía que tener pareja era un estado y no un proceso dinámico que requería estar presente y atento a mis necesidades y a las necesidades del otro.

La CNV es un lenguaje que nos permite conectarnos profundamente con los demás para que podamos observar esas necesidades de las que hablaba antes.

Gracias a la CNV podemos darnos los unos a los otros desde el corazón y sin obligaciones de ningún tipo.

Yo no tengo que hacer nada por mi pareja solo porque es mi pareja. Cada vez que hacemos algo por el otro por obligación estamos esperando una compensación.

En la película Misterioso asesinato en Manhattan, Larry acompaña a su mujer Carol a la ópera porque ella le acompañó a ver un partido de béisbol. ¿Qué fue lo que ocurrió?

Que Larry salió por pies del teatro porque cada vez que escuchaba a Wagner le entraban ganas de invadir Polonia.

Pienso que cada vez que hacemos algo por el otro por obligación todo el mundo pierde.

Voy a mostrarte cómo podemos dar el uno al otro desde el corazón a través de la respuesta que puedes darle a 4 preguntas.

Esto es un ejercicio práctico así que te voy a invitar a que cojas papel y lápiz para que escribas las respuestas

Si tienes una pareja imagina que estás respondiendo estas 4 preguntas a tu pareja.

Si no tienes pareja puedes pensar en cualquier otra persona como un familiar o un buen amigo con quien tengas un relación profunda.

1. La primera pregunta CNV:

¿Me podrías decir una cosa que hago como pareja o amigo, que no te deja tener la vida plena y dichosa que deseas?

La verdad es que no quiero tomar ninguna acción ni decir nada que no enriquezca tu vida. Por eso sería de mucha utilidad para mi, cada vez que hago algo que te disgusta o te molesta que me lo dijeras.

¿Podrías pensar en algo que hago, digo, o que no hago o no digo, y que a ti te crea malestar?

Es importante que respondamos a esta pregunta desde la ausencia de crítica o de juicio hacia el otro. Se trata de mencionar hechos y comportamientos del otro. No se trata de criticar lo que el otro hace sino de mostrarle qué es eso que hace que nos causa malestar.

Cuando el otro está escuchando crítica no puede dar desde el corazón.

2. La segunda pregunta CNV es:

¿Cuándo hago eso cómo te sientes?

 

3. La tercera pregunta CNV es:

¿Qué necesidades tuyas no se están cumpliendo?

 Me gustaría que me dijeras qué necesidades tuya no están siendo satisfechas cuando te sientes así.

“Me siento así porque me hubiera gustado…(o porque quería, deseaba o esperaba que….)”

Antes de hacer la cuarta pregunta vamos a recapitular.

Ahora eres consciente de que estás haciendo algo que no está enriqueciendo la vida de tu pareja o tu amigo y que eso le hace sentir de una determinada manera porque ciertas necesidades suyas no se están cumpliendo.

4. La última pregunta CNV es:

¿Qué es lo que puedo hacer para enriquecer tu vida?

Ahora por favor, dime qué es lo que puedo hacer para que tus mejores sueños se hagan realidad. Eso es lo que trata la CNV.

CNV es comunicar claramente estas 4 cosas a tu pareja en un momento dado.

Esta petición debe darse sin exigencia. Nuestra capacidad de dar desde el corazón desaparece si percibimos algún tipo de exigencia.

Estas 4 preguntas el otro debe recibirlas como un regalo, como una oportunidad, sin críticas y exigencias.

Le podemos decir al otro que haga lo que le pedimos si puede hacerlo de forma voluntaria. Es decir que no haga nada si lo hace por temor, miedo, culpa, vergüenza o resignación

Ya que si lo hace así, ambos miembros de la relación sufrirán.

El otro puede satisfacer nuestra petición si lo haces desde su corazón y lo hace como un regalo.

Por supuesto, CNV no es conseguir que nuestras necesidades se cumplan. CNV es cuidar nosotros mismos de nuestras necesidades si el otro no puede o no quiere satisfacerlas.

Si las acciones del otro cumplen nuestras necesidades decimos gracias. Le decimos aquello que ha hecho para mejorar nuestra vida, cuáles son nuestros sentimientos y qué necesidades nuestras se han cumplido con lo que ha hecho.

Cuando el otro no accede a nuestra petición, es decir cuando el otro está diciendo no  a nuestra necesidades, es seguro que está diciendo sí a una necesidad suya.

Por eso cuando el otro está diciendo no a alguna de nuestras necesidades podemos preguntarnos a qué necesidad suya está diciendo sí cuando a nosotros nos dice no.

Hay dos partes principales en la CNV.

  • La primera es la capacidad de hacer estas 4 preguntas sin que el otro perciba crítica o exigencia.
  • La segunda parte es aprender a recibir las 4 preguntas de la otra persona independientemente de si percibimos juicios o exigencias.

Si la otra persona habla desde el juicio, la crítica o la exigencia, entonces necesitamos ponernos las orejas de la CNV, como dice Marshall Rosenberg. Las orejas de la CNV sirven como un traductor.

Por ejemplo si el otro está diciendo “El problema contigo es que tú….” Con los oídos de la CNV puedo escuchar “Lo que me gustaría es…..”

Es decir no escucho juicio o ataque. Con estas orejas me doy cuenta de que toda crítica es una expresión dramática de una necesidad que no está siendo satisfecha.

Digo dramática porque si hay juicio y crítica es porque el otro no esta consiguiendo lo que quiere y eso le genera tensión y malestar.

Desde la CNV nunca escuchamos crítica, solo necesidades no satisfechas.

Por eso agradecemos al otro que diga no a nuestra petición porque cuando dice no a nuestra necesidad está diciendo sí a su necesidad.

No voy a quedarme en casa contigo porque necesito que me dé el aire para reflexionar. Por ejemplo.

Si te ha gustado el vídeo dale un me gusta y compártelo. Hasta el próximo vídeo. Ubuntu!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.