Amas o necesitas a tu pareja

¿Amas o necesitas a tu pareja?

El autor de este artículo es Antonio Barragán Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia Emocional de parejas. Autor del blog “Mundo Relaciones” y del libro: “¿Miedo al amor?¿Y eso por qué?”

¿Es la persona con la que estás teniendo una relación, la persona ideal para ti y de la que estás enamorada?

No quiero ser pesimista, pero si en algún momento de tu relación te has hecho esta pregunta, es que esa persona con la que tienes una relación de pareja, no es la pareja perfecta para ti.

Y he corrido un gran riesgo hablando de “la pareja perfecta para ti”, puesto que no creo en la perfección como tal, pero como son palabras que hoy en día gustan tanto, pues nada, te hablo en ese lenguaje.

He decidido escribir este post no para desalentarte, sino para que te replantees tu realidad.

Todos los seres humanos, cuando iniciamos una relación con alguien, (da igual si es recién conocido o ya llevamos tiempo saliendo con esa persona), entramos en una etapa de sufrimiento.

¿Sufrimiento? ¿Pero qué dices?

Pues lo que oyes. Tu mente se empieza a llenar de expectativas por todos sitios y acabas actuando inconscientemente como una especie de juez que juzga a dicha persona para ver si coincide o no con dichas expectativas.

Por ejemplo, conozco a una chica y la invito a salir….¿por qué lo hago?:

  • Porque físicamente me atrae y es el tipo de chica con la que tendría una relación de pareja. (Como ves ya tengo una intención y empiezo a moverme, a pensar y a juzgar en base a esa intención)

Dentro de lo que cabe, es normal esperar algo de alguien, pero eso en el tema de las relaciones de pareja, si no se trata con delicadeza, pues arruina toda relación.

¿Cuando lo que buscamos de alguien, se convierte en algo perjudicial?

Pues si.

Tal y como te acabo de decir, no hay nada de malo en esperar algo de alguien, pero cuando eso que buscas en los demás no está presente dentro de ti, pues entonces sí que es perjudicial.

Y como este post va del tema “amor”, pues hablaremos por ejemplo de eso.

¿Quien no busca que le den amor cuando tiene o inicia una relación sentimental con alguien?

Pues todos, como es normal.

Pero ahora llega la pregunta del millón….¿Seguro que tú sabes lo que es ese amor y no te hace falta en el grado de depender de quien te lo dé?

Ya la cosa se complica.

Con esto lo que trato de explicarte es que queremos que nuestra pareja nos dé muchas cosas, y la mayoría de las veces ni sabemos lo que es, porque no las tenemos presentes.

¿Cómo puedes pedirle a alguien amor si no sabes dártelo tú mismo?

Contradicción al 100%…..¡¡Pues así con todo!!.

Pedimos cariño, amor, atención, ternura, etc… porque necesitamos sentir eso y no porque sepamos lo que es en realidad.

La mayoría de la gente le pide a su pareja lo que no es capaz de darse por si misma.

Y eso para mi es un problema.

¿Problema por qué?

Porque al final no acabas apreciando el amor, el cariño, la atención o la ternura como tal, sino que acabas experimentando una sensación de alivio y satisfacción, no por lo que te han dado, sino por el hecho de que lo necesitabas.

No sé si me explico.

En otras palabras, no nos enamoramos de la persona, sino de la acción de recibir algo porque eso que nos da es tan valioso para nosotros que dependemos de ello.

Como cuando quieres a tu empresa porque el sueldo que te da es el que te permite subsistir y salir adelante.

No amas a tu empresa por lo que es, por cómo trabaja, por sus ideales, etc…sino por lo que te da, ya que eso que te da es importante para ti.

¿Por qué tienes una relación de pareja?

Porque en algún momento de tu vida cuando conoces a esa persona, tus necesidades la transforman en alguien “especial”.

Ese concepto de ser especial para ti, se suele basar en la capacidad que tenga esa persona de satisfacer tus necesidades.

Si te da lo que necesitas, crees que estás enamorado de ella y sigues adelante en una relación de pareja.

Pero luego llega el tiempo, la rutina y la obviedad emocional, que hacen que poco a poco, al sentirte cada vez más saciado con lo que te da esa persona, quieras más y más.

Y entonces vuelves a juzgar a esa persona que en su momento fue especial por darte lo que necesitabas en ese momento, para convertirla en alguien que ya no te sustenta ni te llena.

¿Y todo porqué? Porque necesitas más.

Mejor dicho, tu ego necesita más.

Tus expectativas aumentan y sin embargo tus necesidades siguen sin ser cubiertas.

Entonces te haces la gran pregunta: “¿Será esta persona con la que estoy teniendo una relación sentimental, la persona idónea para mi?”.

Y no te das cuenta que estás juzgando la capacidad de dicha persona en satisfacerte….y eso amigo mío…no es amor ni es construir una relación sana, estable y duradera, ni estar enamorado.

Las dudas de si la persona con la que estás es tu pareja ideal o no, entra en un ambiente maligno y perjudicial cuando esas dudas se basan en nuestras necesidades fundadas por nuestro ego.

Por eso aparecen hoy en día conceptos como:

¿Te has llegado a preguntar alguna vez si estás o no enamorado realmente de tu pareja?

¿Sabes por qué te has hecho esa pregunta?

ANTONIO BARRAGÁN

Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia Emocional de parejas.

Autor del blog “Mundo Relaciones” y del libro: “¿Miedo al amor?¿Y eso por qué?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.