Amar demasiado a tu pareja

Descubre si estás amando demasiado a tu pareja


¿Piensas que si tu pareja no te demuestra su amor es porque no eres lo bastante buena para él?

¿Buscas la proximidad física y emocional con tu pareja al mismo tiempo que él da prioridad a la independencia y rehuye la intimidad?

¿Te inquieta la posibilidad de que tu pareja no desee estar contigo?

En el post de la semana pasada te hablé de las diferentes maneras de percibir la intimidad y de responder a ella en el seno de la pareja.

En el video de hoy  te hablo del apego ansioso y de la inocencia por  tu forma de querer.

Eres inocente del dolor que te causa el apego ansioso que experimentas hacia tu pareja. Clic para tuitear

¿Por qué digo esto?

Puede decirse que estás programada a comportarte de una forma determinada en tus relaciones de pareja.

Debajo del vídeo tienes la transcripción

Para terminar, te dejo otra batería de preguntas para que compartas sus respuestas en los comentarios. Seguro que puedes ayudar a muchas mujeres que también se sienten como tú.

¿Sientes que tu pareja es poco dado a expresar el amor que siente hacia ti y que no le resulta fácil decir “te quiero” o acariciarte cuando estáis juntos?

¿Temes que si tu pareja no te muestra su amor es porque no eres lo bastante buena para él?

¿Te da miedo que tu pareja no desee estar contigo?

No olvides que el camino del amor y la pareja es un camino que recorres al lado de un amado cómplice, un cómplice que está ahí para que descubras quién eres realmente.

Si no lo has hecho aún puedes suscribirte a mi canal de Youtube haciendo click AQUÍ

TRANSCRIPCIÓN

 

 

¿Buscas la proximidad física y emocional con tu pareja al mismo tiempo que él busca su independencia y rehúye la intimidad?

¿Piensas que si tu pareja no te demuestra su amor es porque no eres lo bastante buena para él?

¿Te inquieta la posibilidad de que tu pareja no desee estar contigo?

Las personas tenemos diferentes maneras de percibir la intimidad y de responder a ella en el seno de la pareja. Esta manera de percibir la intimidad es lo que se llama apego.

La teoría del apego nos dice que tenemos tres estilos de apego o maneras de responder a la intimidad en el seno de la pareja.

  • Si eres una persona de apego seguro te sientes a gusto en situaciones de intimidad y no te cuesta nada ser cálida y cariñosa con tu pareja.
  • Si eres una persona de apego ansioso te gusta estar muy unida a  tus parejas y tienes mucha facilidad para intimar con ellas pero temes que tu compañero no desee forjar unos lazos tan estrechos como desearías.
  • Si por el contrario eres una persona de apego evasivo para ti es importante conservar la independencia y ser autosuficiente por eso para ti la pareja siempre supone una pérdida de la libertad.

Si tú estilo de apego es ansioso es posible que te hayas identificado con las preguntas que te hice al principio de este video.

Es decir:

  • Sientes que tu pareja es poco dado a expresar el amor que siente hacia ti y que no le resulta fácil decir “te quiero” o acariciarte cuando estáis juntos.
  • Temes que si tu pareja no te muestra su amor es porque no eres lo bastante buena para él.
  • Te da miedo que tu pareja no desee estar contigo.

Quiero decirte que un dolor observado es un dolor que empieza a ser sanado.

¿De dónde procede el estilo de apego ansioso?

El ser humano necesita pertenecer, estar en contacto y sentirse unido amorosamente a otras personas.

Tú también eres un mamífero y necesitas del roce y del calor de los demás.

Es decir necesitas calmar tu necesidad de dar y recibir amor.

Sentir esa necesidad te conecta con la vida porque en la vida todo es relación.

 ¿Por qué te hace sufrir la necesidad de recibir amor de tu pareja?

Porque estás programada a comportarte de una forma determinada en tus relaciones de amorosas.

Este programa depende de los vínculos que hayas desarrollado en tu infancia con tus padres o las personas que te cuidaron.

Tu experiencia de vida a lo largo de los años ha podido también modificar el estilo de apego ansioso que desarrollaste en tu infancia.

Y en los últimos años ha ido ganado peso entre los investigadores del apego, la idea de que los genes también influyen en el estilo de apego que acabas confirmando de adulto.

¿Dónde creaste tus primeros vínculos emocionales?

Seguramente fue en el seno de tu familia donde estableciste tus primeras relaciones afectivas.  Como dije antes la educación y los cuidados que recibiste durante tu infancia han influido en la forma de querer a tu pareja.

La educación que recibiste se tus padres fue la mejor que ellos supieron darte. Pero es posible que ellos no lograran satisfacer todas tus necesidades de amor y cariño.

Si las muestras de cariño y cuidado de tus padres eran imprevisibles y poco constantes es posible que sintieras que no te tenían en cuenta.

Por ejemplo tú sentías que un día se ocupaban de ti pero al día siguiente dejaban de hacerlo, tal vez por motivos laborales o porque tenían que ocuparse de tus hermanos pequeños.

Y cuando esto ocurría tú te hacías notar y de alguna manera aumentabas tus demandas de atención, es decir, que las exagerabas para que se fijaran en ti y no en tu hermanito que era más pequeño.

De este modo aprendiste a exagerar tus emociones para comprobar que eras importante para los demás.

Así, poco a poco el apego ansioso fue creándose en tu mente y en tu comportamiento .

Comprueba por ti misma que tu estilo de apego es ansioso.

Si eres una mujer que tiene un apego ansioso con su pareja es posible que te identifiques con este patrón de comportamiento:

  1. Te gusta estar muy unida a tus parejas sentimentales y tienes mucha facilidad para intimar a fondo.
  1. Temes que tu compañero no desee forjar unos lazos tan estrechos como tú desearías.
  1. Las relaciones tienden a consumir una buena parte de tu energía emocional.
  1. Tiendes a tomarte las reacciones de tu compañero a la tremenda y de manera demasiado personal.
  1. Te disgustas con facilidad.
  1. En tus relaciones sientes abundancia de emociones negativas. Muchas veces piensas que todo va mal.
  1. Tiendes a decir y hacer cosas que más tarde lamentas.
  1. Piensas que es preferible seguir junto a esa persona antes que estar sin ella por muy infeliz que te haga.
  1. Crees que no podrás enamorarte de nadie más.
  1. Si la otra persona te hace sentirte segura dejas de lado tus preocupaciones y piensas que estás bien.

Los tres pasos para cambiar tu estilo ansioso por un apego seguro.

La buena noticia que te traigo es que puedes cambiar durante tu vida esta forma ansiosa de relacionarte con tu pareja.

Se ha observado que es posible cambiar el estilo de apego. De hecho lo hacen de media 1 de cada 4 personas en un periodo de 4 años.

Por lo general el cambio se produce lentamente solo observando y siendo consciente de lo que piensas y de lo que dices.

Por lo tanto es necesario hacer un trabajo consciente para conseguir un estilo de apego seguro, es decir que debes dejar de sentirte víctima de las circunstancias.

Este trabajo tiene tres fases: Observación, Comprensión y Transformación.

Primero tienes que darte cuenta

Imagina que uno de tus pensamientos favoritos es este:

Siento que los demás no me valoran como yo los valoro a ellos.

Esa afirmación es una creencia limitante que se ha generado a través de tu experiencia de vida.

  1. Observación:

El primer paso entonces es la detección y la observación de tu creencia. Para ello una buena técnica es observar tus pensamientos y la práctica de la meditación puede entrenarte para eso.

Detectar cuál es tu estilo de apego es el primer paso para cambiarlo.

  1. Comprensión:

Ya he hablado del origen de tu estilo de apego. Comprender el estilo de apego significa aceptarlo y no rechazarlo.

Todas nuestras creencias tenían una misión cuando las creamos en nuestra mente. La misión de protegernos del dolor o del miedo.

Cuando eras niña y sentías que sus necesidades de afecto no estaban cubiertas tuviste que recurrir a tu creencia para seguir adelante: Siento que los demás no me valoran como yo los valoro a ellos.

  1. Transformación

Ahora te toca cambiar esa creencia que ya no es válida porque ya no eres una niña.

Observa si la valoración que recibes de los otros solo es un reflejo de la valoración que te haces a ti misma.

Nuestra experiencia está poblada de espejos en los que podemos observarnos.

Cuando tu estilo de apego es ansioso sueles interpretar la calma y el aburrimiento en tu relación de pareja como una falta de atracción.

Es decir, puedes pensar: Se está aburriendo de mí.

Pero si eres capaz de resistir un poco más en esa tranquilidad aburrida llegarás a darte cuenta de los beneficios de un apego seguro y tranquilo.

Cuando te sientes segura en la relación ya no necesitas vivir las crisis y los dramas cotidianos como si fueras en una montaña rusa.

De esta manera puedes guardar esa energía emocional y emplearla en tus planes de futuro, en tus aspectos profesionales o cualquier otra cosa que te produzca bienestar.

Se ha demostrado que las personas tienden a volverse más seguras cuando disfrutan de una relación con una persona de apego seguro.

El camino del amor y la pareja es un camino que recorres al lado de un amado cómplice, un cómplice que está ahí para que descubras quién eres realmente.

Si te ha gustado el vídeo suscríbete al canal de youtube haciendo click aquí:

1 comentario en “Descubre si estás amando demasiado a tu pareja”

  1. Pingback: Cómo pasar de la pasión al amor comprometido - Francisco Javier Gutiérrez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.