11 errores a evitar cuando tienes herida de rechazo

11 errores a evitar en la pareja cuando tienes herida de rechazo

Introducción

A menudo, cuando llega la ruptura, te preguntas cuando empezó a ir mal la relación de pareja.

¿Qué ocurrió para que llegáramos a este doloroso desenlace?

En esta serie de vídeos te voy mostrar 55 micro comportamientos que, a fuerza de repetirlos y sin darnos cuenta, terminan en una ruptura de pareja.

Así en este primer video hablaré de los 11 comportamientos evasivos que motivaron tu ruptura cuando sufriste rechazo en tu relación.

¿Por qué los llamo micro comportamientos?

Porque estas conductas, cuando son aisladas pasan desapercibidas y no te das cuenta del daño que hacen a la relación. Solo cuando se convierten en hábitos pueden llegar a destruir tu relación de pareja.

11 Comportamientos evasivos cuando tienes herida de rechazo

¿Cómo actuabas cuando llevabas la tarjeta del Invisible y la Invisible?

En este vídeo voy a mostrarte 11 de estas actitudes huidizas que te empujaron hacia la ruptura cuando se convirtieron en hábitos y las repetías una y otra vez.

Quiero decir que estos 11 comportamientos estaban hablando de la herida de rechazo que sufriste en tu infancia y adolescencia.

Por lo general no le das importancia a estos síntomas y por eso no te ocupaste de resolverlos cuando estabas en pareja y, ahora que se ha producido la ruptura, lo lamentas.

Al final del vídeo te explicaré cómo fabricaste la tarjeta del Invisible y la Invisible y también qué puedes hacer para corregir estas conductas huidizas que provocaron tu ruptura de pareja.

Pienso que no tengo nada que aportar a mi relación de pareja.

Pienso que no tengo nada que aportar a mi relación de pareja

Un hábito huidizo que pudo provocar tu ruptura es que pensabas que no tenías nada que aportar a tu relación de pareja.

Cuando llevas la tarjeta del Invisible o la invisible, te preguntabas por qué tú pareja querría estar contigo con lo poco que vales. Te considerabas, por tanto, una nulidad. Es decir, creías que tu pareja no se perdería gran cosa si tú no existieses.

Por eso te sentías incómodo cuando te daba importancia o reconocía tu valía. Pensabas que lo hacía por agradar pero que no lo pensaba realmente.

¿Por qué creías todo esto?

Porque para ti, pensar que vales poca cosa, es una forma de protegerte ante un posible rechazo.

Por esta razón prefieres aislarte en la relación de pareja y convertirte en un Invisible o una Invisible.

Ahora te pido que vuelvas al pasado y que respondas a esta pregunta:

¿Cómo crees que se sentía tu ex pareja cuando no eras capaz de ver lo importante que eras para ella?

No expreso lo que pienso por miedo a sentirme rechazado

Otro comportamiento huidizo que quiero mostrarte es que dejabas de expresar lo que pensabas o te quedabas callado por miedo a sentirte rechazado por tu pareja.

También te callabas cuando temías que tu pareja se sintiera rechazada por ti, si te decía que no estaba de acuerdo con tu opinión.

Por eso decidiste que era mejor y más seguro guardar silencio, porque de ese modo, el otro no podría contradecirte y tampoco sentiría que le llevabas la contraria.

¿Por qué te comportabas así?

Porque para ti es más importante callarte y creer que lo que tienes que decir no es interesante, antes que molestar a tu pareja.

Ahora responde a esta pregunta mientras mirar hacia el pasado:

¿Crees que tu ex pareja se sentía aceptada y reconocida en la relación cuando no decías lo que pensabas por miedo?

Me esfuerzo para no cometer ningún tipo de error

La siguiente actitud evasiva que repetías a menudo, era el esfuerzo que hacías para no cometer ningún tipo de error dentro de la relación.

Si no metías la pata tu pareja no se enfadaba contigo. ¿Te suena?

Lee este post relacionado:  ¿Es mejor estar solo que mal acompañado en pareja?

Observa que cada vez que te exiges a ti mismo ser perfecto para obtener el reconocimiento de la otra parte, te estás alejando de tu pareja.

Ten en cuenta que cuando te exiges ser perfecto estás ocultando el poco valor que te das a ti mismo, ya que piensas que tu valor en la relación depende de la ausencia de equivocaciones o meteduras de pata.

¿Por qué buscas la perfección?

Porque crees que no cometer errores es una manera de sentirte válido ante tu pareja.

Cuanto menos te equivoques menos probabilidades tendrás de que tu pareja te rechace.

Esto es paradójico porque cuando te comportas así tu pareja te verá como alguien imperfecto que no confía en sí mismo y que necesita hacerlo todo de manera perfecta para sentirse válido.

Ahora respóndeme a estas preguntas:

¿Te acercabas o te alejabas de tu ex pareja cuando pensabas que tus errores te convertían en un ser inferior?

¿Cómo te sientes cuando no te concedes el derecho a ser imperfecto?

Me siento insatisfecho con lo que soy

Otra rutina evasiva que te empujó hacia tu ruptura fue que constantemente te sentías insatisfecho en la relación por lo que eras.

Como creías que no vales nada te criticabas a todas horas y eras incapaz de dedicarte un cumplido o de aceptarlo.

Cuando te identificas con El invisible o La Invisible, evitar sentirte orgulloso de ti es una buena excusa para desaparecer y de este modo te aseguras de que tu pareja no te rechace. Ojos que no ven, corazón que no siente.

¿Por qué haces esto?

Porque crees que sentir miedo es una forma de cuidarte y protegerte. Por ejemplo, utilizas el miedo al coronavirus como una excusa para no salir de casa. Para ti lo más seguro es no exponerte para evitar un posible rechazo.

Al mismo tiempo, crees que darse valor es muy difícil, por eso prefieres aceptar tu miedo antes que reconocer lo poco que te quieres.

Ahora mira hacia atrás y responde a esta pregunta:

¿Te sentirías contento en una relación de pareja en la que el otro no está satisfecho consigo mismo?

Me preocupo cuando mi pareja se fija en mí.

El siguiente hábito evasivo que, tal vez, no podías evitar en tu relación de pareja, era preocuparte cuando tu pareja se fijaba en ti o te miraba a los ojos detenidamente.

Como te asustaba que tu pareja se fijara en ti o te examinara con atención, en esos momentos te hubiera gustado hacerte invisible para evitar las criticas.

¿Por qué eres incapaz de mirar a los ojos?

Porque para ti esquivar las miradas de los demás es una forma de sentirte seguro y protegido.

Por eso, si tu pareja te mira detenidamente piensas que te está sacando algún defecto, o que esta pensando algo malo de ti. La forma de evitar esa posible critica es huir y desaparecer.

Ahora quiero que mires hacia tu anterior relación de pareja y responde a estas preguntas:

¿Cómo crees que se sentía tu pareja cuando querías desaparecer si te miraba a los ojos con atención?

¿Piensas que se sentía aceptada por ti?

Me refugio en mi propio mundo imaginario

Otro comportamiento huidizo que quiero enseñarte es tu tendencia a no ver aquello que no te gustaba de tu relación mientras te refugiabas en tu propio mundo imaginario.

Para ti todo estaba bien, más o menos.

Negabas la realidad cada vez que elegías estar en la luna para alejarte de lo que pasaba en la relación de pareja. Es decir, ese mundo imaginario te mantenía a salvo del mundo exterior y de un posible rechazo.

Es posible que te refugiaras en los videojuegos, la literatura o tus hobbies, con tal de no implicarte en los problemas que estabas teniendo en la relación de pareja.

¿Por qué te comportabas así?

Porque te sientes más seguro cuando te proteges de aquello que te duele en la relación, aislándote en tu castillo, lejos de la realidad.

Actúas, por tanto, como alguien que teme el mundo que le rodea y prefiere refugiarse en su rico mundo imaginario. Al mismo tiempo te mientes diciendo que todo está bien.

Y respóndeme a esta pregunta:

¿Cuánto te implicabas en tu última relación cuando te resistías a ver la realidad tal como es?

Quiero desaparecer cuando estoy al lado de alguien importante para mi pareja

La siguiente rutina evasiva que te empujó hacia la ruptura fue que querías desaparecer cuando estabas al lado de alguien importante para tu pareja.

Actuabas así cuando tu pareja, por ejemplo, quería invitarte a comer con su familia, o cuando te presentaba a su mejor amigo.

Lee este post relacionado:  Cuándo terminar una relación de pareja

En esas situaciones, como crees que no tienes nada interesante que decir o que aportar, lo mejor es largarse cuanto antes. Temes que las personas de confianza de tu pareja le abran los ojos y descubra lo poco que vales.

Observa que cuanto más importante es la persona para tu pareja, mayor es tu miedo a sufrir un rechazo. Piensas que tu valor depende de lo que piensen sus allegados.

¿Por qué te comportas así?

Porque para ti es más importante mantener las distancias con personas que no conoces para preservar tu tranquilidad y su seguridad.

Esto es así porque crees profundamente que no vale nada o que vale poca cosa para resultar interesante a otra persona.

Respóndeme a esta pregunta:

¿Qué imagen transmitías cuando pensabas que no podías ser interesante para sus amigos y allegados?

Me produce pánico pensar en el futuro de la relación

Otra actitud evasiva que, tal vez, repetías, era el pánico que te producía pensar en el futuro de tu relación, porque solo imaginabas escenarios de miedo, rechazo y soledad.

Cuando te identificas con la tarjeta del Invisible y la Invisible eres incapaz de confiar en el futuro de tu relación de pareja. Porque para ti el futuro es un lugar en el caben todos tus miedos. Por eso es mejor no pensar en el mañana.

¿Por qué te comportas de esta manera?

Porque así te proteges del pánico cuando no quieres mirar hacia adelante.

Es decir, actúas como alguien que tiene mucho miedo a lo que pueda pasar en tu relación de pareja, así que mejor no pensar mucho en el futuro.

Ahora mira hacia atrás y responde a esta pregunta:

¿Cuál era tu compromiso con tu ex pareja cuando no eras capaz de confiar en el futuro de la relación?

No acepto las críticas y desacuerdos con mi pareja

El siguiente hábito huidizo que te encaminó hacia la ruptura es que no aceptabas las críticas o los desacuerdos con tu pareja.

Repites este hábito cada vez que piensas que deberías haberte callado, o haber dicho otra cosa, porque tu pareja te ha criticado o no está de acuerdo contigo.

¿Por qué piensas así?

Porque crees que cuando tu pareja no está de acuerdo contigo te está descalificando y la mejor manera de evitar ese dolor es huir de sus críticas guardando silencio.

Para ti la mejor protección es escapar de las críticas de tu pareja porque las vives como una falta de reconocimiento personal.

Responde a esta pregunta mirando hacia el pasado:

 ¿Eras capaz de amar a tu ex pareja cuando creías que te descalificaba si no estaba de acuerdo contigo?

Salgo corriendo de una situación en la que tengo miedo

Otro comportamiento que quiero mostrarte es que, a la primera de cambio, salías corriendo de una situación en la que experimentabas el pánico a sentirte rechazado.

Actuabas de esta manera cuando le dabas largas a tu pareja y evitabas afrontar una circunstancia en la que sentías miedo.

¿Por qué lo hacías?

Porque, en este momento de tu vida, huir sigue siendo una estrategia válida para protegerte del miedo que sientes al rechazo.

Observa que, para tu mente, desparecer es una buena estrategia para recuperar tu seguridad.

Tal vez era lo que hacías en el pasado, en tu primera infancia, y continúas haciéndolo en el presente.

Respóndeme a estas preguntas:

¿Cómo crees que se sentía tu ex pareja cuando hacías esto? ¿Crees que se sentía aceptado por ti dentro de la relación de pareja?

Desprecio las cosas materiales

Otra rutina que te alejaba de una feliz relación de pareja es que despreciabas las cosas materiales y no te sentías merecedor de darte un capricho.

Sigues este comportamiento, por ejemplo, cuando juzgabas a tu pareja cada vez que te proponía algo que a ti te parecía un antojo o una frivolidad tonta y consumista.

Es cuando le decías: Mejor nos vamos al curso de tantra antes que gastarnos un pastón en Capri.

Cuando llevas la tarjeta del Invisible o la Invisible, crees que los caprichos son superfluos y que todo lo material es un lastre que te impide conectar con el verdadero placer de lo espiritual.

¿Por qué piensas de esta manera?

Porque crees que puedes privarte de las cosas materiales que no necesitas, como un viaje a Italia.

En el fondo te cuestionas qué pueden ofrecerte de bueno y duradero los placeres materiales de este mundo.

Mira ahora hacia tu última relación de pareja y dime:

Lee este post relacionado:  ¿Cómo salir de la apatía después de la ruptura?

¿Cómo te sentías cuando tu pareja se gastaba dinero en cosas materiales que no eran imprescindibles?

Aquello que provocó tu ruptura cuando tienes herida de rechazo

Ya has visto las 11 actitudes evasivas que pueden empujarte hacia una ruptura de pareja cuando las repites una y otra vez.

Quiero señalar que el riesgo de la ruptura no reside en comportarse de esta manera. Cada uno es como es y tiene razones poderosas para sentir lo que siente en una relación de pareja.

Lo que provocó tu ruptura fue que no te ocupaste de resolver estas 11 dolorosas llamadas de atención.

Todos estos errores de pensamiento y comportamiento solo están hablando de una idea limitada que tienes acerca de ti mismo. Una idea que se generó en tu infancia.

La idea de que valgo tan poco que no tengo nada que aportar a mi pareja.

Quiero repetir que estas actitudes erróneas no tienen que desaparecer, solo tienen que ser comprendidas y aceptadas para que dejen de gobernar tu vida.

El dolor que te causan estos 11 errores de la mente solo te está hablando de que tienes una creencia limitante que necesita que le prestes atención.

¿Cuándo vas a ocuparte de resolver estas 11 señales de que hay algo que necesita ser observado y sanado dentro de ti?

Como fabricaste la tarjeta mental del Invisible y la Invisible

Para terminar este video quiero explicarte cómo fabricaste tu tarjeta mental del Invisible o la Invisible.

Fabricaste la tarjeta cuando sentiste que no eras importante para tus padres, y que te exigían y regañaban, entonces no pudiste experimentar la cercanía con ellos.

Renunciaste de este modo la intimidad y la conexión profunda con ellos. Por eso te acostumbraste a reprimir lo que sientes y a temer la intimidad.

De este modo aprendiste que el amor consiste en poner distancia, aislamiento, falta de pertenencia y ausencia de compromiso.

Para ti la pareja puede ser un buen compañero de piso con quien no necesitas tanta intimidad y cercanía. Por eso las relaciones a distancia, en las que no hay demasiada conexión, te parecen adecuadas.

De este modo evitas tener que mostrar a tu pareja lo poco que crees que vales y así evitarás que te rechace cuando lo descubra.

Claves de este video

¿Cuales son las tres claves de este vídeo?

La primera clave es que cuando crees que tienes que hacerte invisible para huir del rechazo, te pones la tarjeta mental del Invisible y la Invisible.

La segunda clave es que cuando llevas esa tarjeta adoptas, al menos, 11 comportamientos que te encaminan de forma inevitable a la ruptura con tu pareja, si no tomas medidas para cambiarlos.

Estos comportamientos son:

  1. Piensas que no tienes nada que aportar a tu relación de pareja.
  2. Dejas de expresar lo que piensas o te quedas callado por miedo a sentirte rechazado por tu pareja.
  3. Te esfuerzas en no cometer ningún tipo de error con tu pareja.
  4. Constantemente te sientes insatisfecho por lo que eres porque crees que no vales nada.
  5. Te preocupas cuando tu pareja se fija en ti o te mira a los ojos detenidamente.
  6. Quieres desaparecer cuando deseas entablar una relación con alguien importante para tu pareja.
  7. Te instalas en la negación de lo evidente que hay en tu relación y te refugias en tu propio mundo imaginario.
  8. Te produce pánico pensar en el futuro de tu pareja porque solo imaginas escenarios de miedo y rechazo.
  9. No aceptas las críticas o los desacuerdos con tu pareja.
  10. A la primera de cambio, sales corriendo de una situación en la que sientes el pánico de sentirte rechazado.
  11. Desprecias las cosas materiales y no te sientes merecedor de darte un capricho.

La tercera clave es que estas actitudes erróneas no tienen que desaparecer, solo tienen que ser comprendidas y aceptadas para que dejen de gobernar tu vida.

El dolor que te causan estos 11 errores de la mente solo te está hablando de que tienes una creencia limitante acerca de ti mismo que necesita que le prestes atención.

En el segundo vídeo te mostraré las 11 actitudes ansiosas que causaron tu ruptura cuando viviste abandono en tu pareja.

Hablaré de las 11 conductas masoquistas que provocaron tu ruptura cuando sufriste humillación, en el tercer vídeo de la serie.

En el cuarto video te diré los 11 hábitos controladores que causaron tu ruptura cuando viviste traición en tu relación de pareja.

Y el último vídeo de esta serie te enseñaré las 11 conductas rígidas que te llevaron a tu ruptura cuando sufriste injusticia en tu pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Francisco Javier Gutierrez
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de franciscojaviergutierrez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround. (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba