En el encuentro verdadero y amoroso con el otro es donde puedes lograr reconocerte a ti misma. Clic para tuitear

¿Por qué, a veces, en la pareja tienes conductas y actitudes que te disgustan?

Reconocer la forma que tienes de querer a tu pareja puede ayudarte a observar esos comportamientos que generan dolor y malestar en tus relaciones ya sean de pareja o no.

Esa forma de relacionarnos con el otro para lograr bienestar y seguridad es lo que se llamamos apego.

Hay apegos sanos y seguros que nacen de los vínculos naturales con tu pareja y apegos insanos que señalan inmadurez, adicción o dependencia.

Según la teoría del apego podemos hablar de tres tipos de apego: seguro, ansioso y evasivo.

¿Por qué siempre te enamoras del mismo tipo de persona que te hace sufrir?

VIDEO-CURSO GRATUITO

12 Respuestas esenciales para sanar tus heridas de Amor

En este post te hablé en profundidad de los tipos de apegos y te conté el origen de cada uno de ellos y la forma en la que conseguí lograr un apego mas seguro.

¿Sientes ahora curiosidad por saber cuál es el tipo de apego que sientes hacia tu pareja?

En este post te voy a proponer un test para descubras cuál es tu estilo  de apego

INSTRUCCIONES PARA HACER EL TEST

Antes de hacer el siguiente test, te voy a pedir que dediques cinco minutos de tu tiempo a enfocar tu atención en tu respiración.

Sitúate cómodamente con la espalda derecha, las piernas paralelas, apoya tu lengua en la parte superior del paladar y respira por la nariz, manteniendo la boca suavemente cerrada y los dientes ligeramente separados.

Conforme observas tu respiración tus ojos se cierran, sientes la atención enfocada hacia tu interior.

Ahora comienzas a respirar un poco más lenta y profundamente, observa como sueltas el aire de manera constante y uniforme hasta llegar al total vacío pulmonar. 

A medida que respiras tus tensiones se disuelven como se disuelve la sal en el agua. Cada respiración te inunda más y más de paz y serenidad.

Sientes el peso de tu cuerpo y observas que ahora sueltas controles y te abandonas a la corriente de vida que fluye.

Confías en la sabiduría de tu naturaleza esencial, tu mente fluye como el pequeño riachuelo que resbala por el valle, sientes como cada respiración disuelve tensiones y ansiedades.

A medida que respiras se distienden más y más los músculos de tu cuerpo.

Cada respiración te lleva hacia un espacio de paz y atención, cada vez más agradable y profundo

Cuando sientas que ya estás relajada disponte a leer y responder las 39 afirmaciones que te muestro a continuación.

  • Tómate el tiempo que necesites, pero tampoco lo pienses demasiado.
  • Responde a las cuestiones pensando en una relación romántica que tengas, hayas tenido o desees tener.
  • Marca tu respuesta pensando en tu forma de ser y sentir.
  • Piensa que no hay respuestas correctas o incorrectas y responde con sinceridad.

Puntúa cada frase según la siguiente valoración:

1: Casi nunca.

2: A veces.

3: Con frecuencia.

4: Casi siempre.

Anota en una hoja el número de la afirmación y al lado la puntuación que le has dado.

Ejemplo: Si a la primera cuestión que le he dado un 3, escribiría lo siguiente 1 -> 3

Haz una lista porque luego tienes que sumar las puntuaciones por bloques de preguntas.

 

Test tipos de DEPEDENCIAS/APEGOS

Comenzamos:

  1. Me inquieta que mi pareja deje de amarme.
  2. Me resulta fácil demostrar cariño con besos y caricias a mi pareja.
  3. Temo defraudar a mi pareja si un día llega a conocerme a fondo.
  4. Me sorprendo de lo fácil que me resulta quitarme a alguien de la cabeza.
  5. Cuando no tengo pareja me siento incompleta.
  6. Me cuesta apoyar emocionalmente a mi pareja cuando tiene está pasando un mal momento en su vida personal.
  7. Me siento cómodo con la idea de depender de mi pareja sentimental
  8. Cuando mi pareja no está a mi lado siento que se interese por otra persona.
  9. Prefiero no compartir con mi pareja mis sentimientos más íntimos y profundos.
  10. Temo que mi pareja no me quiera si le muestro mis verdaderos sentimientos.
  11. Estoy satisfecho con mis relaciones.
  12. Pienso mucho en mis relaciones.
  13. A veces me enfado o me impaciento con mi pareja sin saber por qué.
  14. Creo que la mayoría de las personas son honradas y de fiar.
  15. Prefiero sexo ocasional a intimar con un amante fijo.
  16. No me incomoda compartir mis pensamientos y sentimientos íntimos con mi pareja.
  17. En conflictos hago cosas por impulsos de las que más tarde me arrepiento.
  18. Las peleas con mi pareja no hacen que me cuestione toda la relación.
  19. Mi pareja desea que a menudo me muestre más cariñoso de lo que a mí me gustaría.
  20. Me preocupa no ser una persona bastante atractiva.
  21. Echo de menos a mi pareja cuando estamos separados pero cuando vuelve siento necesidad de escapar.
  22. Cuando no estoy de acuerdo con alguien no me cuesta expresar mi opinión.
  23. Me fastidia tener la sensación de que alguien dependa de mí.
  24. Cuando mi pareja se fija en otra persona observo mis celos y espero a que pasen.
  25. Si mi pareja se fija en otra persona me siento incluso aliviado.
  26. Cuando mi pareja se comporta de forma fría pienso que he hecho algo mal.
  27. Si mi pareja quiere romper conmigo hago lo posible por demostrarle lo que pierde. Un poco de celos no hace mal a nadie.
  28. Si alguien con quien llevo saliendo meses me abandona, me siento al principio herida pero sé que lo superaré pronto.
  29. A veces cuando consigo lo que quiero de una persona ya no estoy tan seguro de lo que quiero.
  30. No me importa seguir en contacto con mi ex, al fin y al cabo tenemos muchas cosas en común.
  31. Me es fácil comprometerme emocionalmente con otra persona.
  32. Deseo relacionarme afectivamente con alguien, pero en general me siento rechazado.
  33. Me siento bien cuando evito compromisos emocionales con otra persona.
  34. Siento que los demás no me valoran como yo los valoro a ellos.
  35. Necesito sentirme independiente, sin compromisos afectivos.
  36. Me preocupa poco estar solo(a), sin relaciones sentimentales estables.
  37. Me siento mal cuando no tengo relaciones afectivas duraderas.
  38. Me incomoda depender emocionalmente de otra persona y que dependan de mí.
  39. Me preocupa poco sentirme rechazada por otra persona

 

Suma ahora la puntuación que ha obtenido cada respuesta en los siguientes bloques.

 

Apego Ansioso   Apego Seguro Apego Evasivo
Suma la puntuación de las preguntas:

1 – 3 – 5 – 8 – 10

– 12 – 17 – 20 – 26 –

27 – 32 – 34 – 37.

Suma la puntuación de las preguntas:

2 – 7 – 11 – 13 – 14

– 16 –  18 – 22 – 24 –

30 – 31 – 36 – 39.

Suma la puntuación de las preguntas:

4 – 6 – 9 – 15 – 19

– 21 –  23 – 25 – 28 –

29 – 33 – 35 – 38.

 

Los tres estilos de apego en las relaciones de pareja

Si has hecho el test habrás obtenido tres cifras diferentes que muestran el peso de cada tipo de apego en tus relaciones afectivas.

Una vez que ya conoces tu estilo de apego predominante puedes observar mejor tu actitud dentro de tu relación de pareja.

  1. Las personas de apego seguro, se sienten a gusto en situaciones de intimidad y suelen ser cálida y cariñosa.
  • Mantienen una percepción positiva tanto de sí mismos como de los otros.
  • Se muestran bien predispuestas a acercarse e involucrarse afectivamente con otros.
  • Tienen un estilo de comunicación directo para reconocer sus necesidades y pedir ayuda.
  • Existe en ellos un equilibro entre autonomía e intimidad en las relaciones.
  1. Las personas de apego ansioso, anhelan las intimidad, tienden a obsesionarse con sus relaciones y acostumbran a dudar de la capacidad de su pareja para corresponder a su amor.
  • En ocasiones se someten a otros porque la solución a sus problemas es que una persona les quiera. Incluso llegan a anularse para que una persona les acepte.
  • Tienen un profundo miedo al abandono.
  • Suelen ser personas muy sensibles a cualquier señal de desaprobación y demandan validación.
  • Prefieren trabajos en equipo. Recibir halagos es su forma de sustituir carencias.
  1. Las personas de apego evasivo equiparan la intimidad con una pérdida de la independencia y se esfuerzan constantemente en evitar el acercamiento.
  • Presentan una apariencia independiente.
  • En ellas surge un miedo a la intimidad, anticipando el rechazo o el castigo.
  • Niegan sus necesidades y emociones propias como intento de controlar la situación.
  • No son conscientes de lo que sienten.
  • Su lenguaje suele ser escueto y racional.
  • Suelen preferir trabajos en solitario con el fin de evitar la interacción con otros.

En otro artículo te he hablado de dónde proceden los tipos de apego, pero puede decirse que estás programada para comportarte de forma determinada en las relaciones de pareja, dependiendo del tipo de vínculo que hayas desarrollado con tus padres y cuidadores durante tu infancia.

Reconocer tu estilo de apego puede ayudarte a comprender por qué no te sientes feliz en tu relación de pareja.

Una vez que conoces el programa mental puedes transformar tu estilo de apego a través de un trabajo consciente para adquirir un apego seguro en lugar de sentirte víctima de las circunstancias.

 

Espero que el test te haya servido para conocerte un poco mejor.

¿Qué te ha parecido el test?  ¿Has descubierto algo nuevo sobre ti que no conocías?

Deja un comentario con tu respuestas.