¿Qué dicen de mi quienes han trabajado conmigo?

El trabajo de terapia con Francisco Javier me ha ayudado en varias áreas, me ha permitido aumentar mi autoestima, tras tomar conciencia de las creencias limitantes que tenía acerca de mí misma y ver que sólo son creencias y que se pueden cambiar.

También se ha transformado mi visión del conflicto, del desencuentro, antes ante una situación de confrontación me encogía y huía o bien trataba de dar una respuesta que agradara al otro, sin tenerme en cuenta a mí misma, al detectar mi necesidad de aprobación, reconocerla y sanarla, puedo relacionarme con los otros sin miedo a decir que NO cuando es eso lo que quiero y siento.

Julia Rodriguez

Granada (España)

Tuve la suerte de contar con Javier como coach para trabajar un tema personal. Se trataba de una situación a futuro que inevitablemente iba a suceder y que generaba en mí un fuerte temor y angustia.

Trabajamos con una técnica de PNL y resulto una experiencia muy enriquecedora al punto que hoy, que ya he empezado a vivir la situación, tengo muy presente aquella experiencia juntos.

¿Qué destacaría de su intervención? Muchas cosas. Javier logra en muy poco tiempo una conexión muy personal con una fuerte connotación positiva. Su escucha profunda, su mirada abrazadora, su sonrisa y su particular tono de voz, transmiten a quien está sufriendo emocionalmente una fuerte contención. Al punto que hoy, evoco su expresión y tono de voz en mi mente.

Sólo puedo decirle ´gracias´ por brindarme una imagen fuerte que hoy puedo evocar y que me ayuda a transitar un camino espinoso.

Débora Bronstein

Co-Directora, BK Capacitación + Desarrollo (Buenos Aires - Argentina)

Agradezco a Francisco Javier Gutiérrez, su entusiasmo, entrega, comprensión, ánimo y sabiduría en el desarrollo del trabajo Educación de las Emociones, realizado durante 40 días seguidos y días posteriores.

Este trabajo me ayudó a enfocarme en lo que realmente quiero en mi vida y darle una visión más optimista y positiva.

Mi compromiso para hacer este trabajo contribuyó a fortalecer mi voluntad y constancia día a días y durante esos 40 días seguidos.

Lourdes Sanz

Madrid (España)

Yo he vivido calles, callejones y callejuelas con Francisco Javier. Errábamos revueltos en laberintos urbanos del alma, y ambos nos sabíamos perdidos, y ambos creíamos que no. Eran tiempos de enseñanza, en dónde aprendíamos a equivocarnos con mayor frecuencia que ahora, aunque con menor intensidad.

Admiraba a Francisco Javier porque de pronto sacaba del bolsillo de su filmoteca memorística la brújula que apunta al sentir íntimo de aquella película, de aquel actor, de la escena sentida.

Francisco Javier no me dirigía al norte, no, magistralmente lo apuntaba desde su brújula, y a la vez, dejaba que mi viaje, a través de su enseñanza, tuviese la oportunidad de perderme, sin juzgarme por ello, sin tratar de representarse como un sabio que tenía adquirida una brújula para los demás.

Y ésta para mí es la calidad de un acompañante. De un sancho sin demanda de ínsula, que permite las locuras de su Quijote, pero que sabe conducir desde la humildad que sólo profieren aquellos que saben que el camino es caminar al lado, sin forzar el paso, sin directrices, y sobre todo, sin especulaciones de carisma.

Manuel Cuevas

Experto en Mindfulness y Acompañante del Alma, Almería (España)

Trabajar con Francisco Javier fue para mí una parte esencial del camino que compartimos.

Tenía muchas dudas sobre el momento vital en el que me encontraba, buscaba orientación y respuestas, buscaba un amigo que me entendiera. Y él fue un rayo de luz y esperanza.

Me sentí en sintonía con Javier desde el minuto 0, él me entendía sin mediar palabra y me iluminaba con su presencia, su sonrisa y su espíritu tranquilo. Javier puso paz en mis días.

Trabajar con él sembró la semilla de quien soy hoy y le estoy agradecida.

Francisco Javier tiene una voz cautivadora que anima a iniciar tu viaje interior; su empatía actúa como un bálsamo y facilita numerosos descubrimientos personales, y qué decir de su ternura.

Atesoro en mi memoria preciosos momentos que me acompañan y me dan fuerza cuando los traigo al presente.

Animo a quien lea este testimonio a darse la oportunidad de disfrutar de su magia. ¡Es una experiencia maravillosa!

Isabel Calvo

Coach de Vida, especializada en autoimagen, Madrid (España)