¿Cuándo cae la gota que colma el vaso y te dices a ti misma hasta aquí?

¿Cuántos tipos de relación caben en toda una vida juntos?

¿Te has planteado alguna vez terminar un modelo de relación sin cambiar de pareja?

Cuando hablo de poner fin a una relación de pareja seguro que piensas que estoy hablando de una separación.

En este video quiero hablarte del momento en el que decides poner punto y final a una relación de pareja, ya sea con una separación o no.

Debajo del vídeo tienes su transcripción completa

Estas son las dos ideas esenciales que te he contado hoy:

  1. El mejor momento para poner fin a una relación de pareja es cuando has dejado de sentir un profundo daño emocional y tu decisión es una respuesta voluntaria y serena.
  2. Terminar una relación no debes entenderla como terminar con la persona que tienes a tu lado, sino con el modelo de relación que tienes con ella.

Antes de marcharme quiero hacerte una pregunta:

¿Has vivido algún cambio en el modo de relación de tu pareja sin cambiar el rostro de la misma?

Responde abajo en los comentarios.

Si no lo has hecho aún puedes suscribirte a mi canal de Youtube haciendo click AQUÍ

¿Por qué siempre te enamoras del mismo tipo de persona que te hace sufrir?

VIDEO-CURSO GRATUITO

12 Respuestas esenciales para sanar tus heridas de Amor

Alguno de mis lectores me ha pedido que incluya la transcripción del vídeo, así que aquí la tienes.

TRANSCRIPCIÓN

¿Cuándo cae la gota que colma el vaso y te dices a ti misma hasta aquí?

¿Cuántos tipos de relación caben en toda una vida juntos?

¿Te has planteado alguna vez terminar un modelo de relación sin cambiar de pareja?

Cuando hablo de poner fin a una relación de pareja seguro que piensas que estoy hablando de una separación.

Cambiar el modelo de relación no significa necesariamente cambiar de pareja sino cambiar de ciclo. Clic para tuitear

En la novela El Gatopardo se dice la famosa frase “Si queremos que todo siga como está es necesario que todo cambie”

Me gusta usar esta expresión para aplicarla a la pareja. Si queremos seguir juntos es necesario que nuestra relación se transforme en otra.

Yo pienso que una relación afectiva puede mantenerse más allá de los ciclos cuando existe por ambas partes voluntad y entrega.

¿Es posible renovar una relación sin cambiar de pareja?

En este video quiero hablarte del momento en el que decides poner punto y final a una relación de pareja, ya sea con una separación o no.

Ya sabes que me gusta ilustrar mis comentarios con canciones. Hoy te traigo otra canción de Mecano. ¿Te acuerdas?

Ese día un día llegará
No será pronto ni tarde
Cuando no queda cerilla ya
Es el dedo el que arde.

Cuando comienzas una relación de pareja sueles pensar que es para toda la vida. Pero la vida es cambio y movimiento. La vida es transformación.

Para que todo nazca de nuevo debe morir primero.

Cuando una relación de pareja muere, lo que muere es la forma porque esa relación puede renacer en una nueva forma de pareja.

Por el contrario, la energía del amor no muere, sino que tan solo se transforma.

Sueles creer que la pareja muere porque ha muerto el amor, pero eso no es cierto. El amor no puede morir porque el amor siempre permanece en ti porque en esencia tú eres amor.

El amor es mucho más grande que la pareja.

Pienso que es la pareja quien sirve al amor, no es el amor quien sirve a la pareja.

La pareja es el instrumento para que puedas experimentar el amor que de verdad eres.

Cuando el instrumento deja de serte útil ya no creces en la relación, entonces la pareja termina.

¿Por qué termina una pareja?

Porque deja de servir al proyecto evolutivo de cada uno de sus miembros. Una pareja es un camino que transitas porque te ayuda a descubrir quién eres realmente.

Cuando una relación de pareja deja de nutrir a sus miembros lo mejor que puede pasar es que se termine.

Una vez le pregunté a una mujer que lleva muchos años junto a su pareja cuál era el secreto de una relación tan larga. Entonces ella se quedó en silencio y después me dijo: Hemos pasado por muchos ciclos. Nosotros hemos cambiado muchas veces y la relación ha cambiado también. La verdad es que nuestra pareja, después de casi cuarenta años juntos, siempre ha estado en obras.

Me encantó esa expresión. En obras. Tal vez el secreto resida en no dar nunca por terminada la reforma de la casa.

Pero las estadísticas nos dicen que no es frecuente que una relación se mantenga viva y saludable después de muchos años.

En 2014 España ocupa el quinto puesto mundial con un 61% de rupturas de pareja. Después de Bélgica, Portugal, Hungría y República Checa.

El camino que llevas recorrido con tu pareja no siempre puede sostener ese cambio de identidad que tú estás experimentando.

Demasiadas veces el dolor de la frustración, el abandono, el miedo, han convertido el camino de la pareja en un terreno incultivable en el que es difícil sembrar de nuevo.

Las rupturas no suelen vivirse de igual forma por ambos miembros de la pareja.

Normalmente uno de los miembros sufre el duelo de la separación de una forma más profunda que el otro.

Tal vez porque no deseaba la ruptura o porque no tiene herramientas emocionales para gestionarla.

Cuando has pasado muchas veces por el mismo dolor, la misma discusión o la misma sensación de abandono te preguntas:

¿Cómo saber el momento adecuado para poner fin a una relación de pareja?

¿Cuando debes romper ese círculo de dolor?

Recuerdo una vez que me dolía una muela. Como tenía miedo del dentista no dejaba de retrasar el día de pedir cita. Una mañana, desesperado, tomé la decisión. Era el día que más me dolía y sin pedir cita me presenté a última hora para que me atendiera el doctor.

Lo siento, me dijo, no puedo sacarte la muela porque hay mucha infección aún. Te recetaré un antibiótico. Cuando te baje el flemón vienes a verme de nuevo, pero esta vez pide cita a la enfermera.

Y me fui a mi casa con todo mi dolor y encima cabreado.

Con una relación de pareja pasa algo parecido. No deberías romperla en el momento de mayor inflamación.

Si decides romper la relación en un momento de alerta máxima como una respuesta al dolor que el otro te está causando, no habrás aprendido ninguna lección, porque la decisión de romperla no es una decisión consciente ni madura.

Puedes deshacer la relación cuando la conducta de tu pareja deja de causarte todo ese daño emocional que antes te producía.

Porque en ese momento eres una persona con autonomía y dominio de tus emociones.

Y la decisión de romper es una decisión que has tomado de forma consciente y serena.

Cuando sales de una relación huyendo del dolor y sin aprender la lección de vida que esa relación te ha aportado, lo más probable es que te toque estudiar de nuevo esa misma asignatura con tu próxima pareja.

Puedes cambiar la cara de tu pareja, pero se repetirán los conflictos y los problemas.

Como dije antes, para que tus relaciones prosperen es preciso que las veas de otra manera.

 La relación es una oportunidad para ampliar tu conciencia y para descubrir una verdad más profunda dentro de ti.

Yo te puedo hablar de cómo el dolor que he vivido tras las rupturas me ha abierto a la compasión del corazón.

Mi última gran transformación tuvo su origen tras una ruptura porque conecté con una parte de mí que desconocía.

El dolor me hizo salir de ese personaje que no dejaba de quejarse y de pensar en sí mismo.

Gracias a esa ruptura fui consciente de que necesitaba reorientar mi vida.

Porque el fin de una relación de pareja no solo te enseña a mirar de otra forma la siguiente, sino que te da herramientas para que redescubras todos los ámbitos de tu vida, desde la relación con tu familia hasta tu trabajo y tu propósito.

Ese dolor me enseñó a ser más agradecido con mi expareja por todo lo que me enseñó y aprendí a su lado.

El dolor de una separación nos invita a sentirnos agradecidos ante el comienzo de una nueva vida.

Para terminar, quiero repetirte las dos ideas esenciales que te contado hoy:

  1. El mejor momento para poner fin a una relación de pareja es cuando has dejado de sentir un profundo daño emocional y tu decisión es una respuesta voluntaria y serena.
  2. Terminar una relación no debes entenderla como terminar con la persona que tienes a tu lado sino con el modelo de relación que tienes con ella.

Antes de marcharme quiero hacerte una pregunta:

¿Has vivido algún cambio en el modo de relación de tu pareja sin cambiar el rostro de la misma?

Responde abajo en los comentarios.

Si te ha gustado el video suscríbete a mi canal de youtube haciendo click aquí