Retomo con este vídeo la serie de CNV con tu pareja. Hoy voy a hablarte del primer componente: la observación.

En el vídeo anterior te decía que, cuando practicas la CNV, primero observas qué está sucediendo de verdad en una situación de conflicto. Es decir, qué es eso que está diciendo o haciendo tu pareja y que te causa malestar.

En la CNV necesitas observar aquello que está haciendo y diciendo tu pareja y que afecta a tu sensación de bienestar en la relación, pero ¡atención! sin mezclarlo con ninguna evaluación.

Al final del video te propongo un ejercicio para que practiques la forma de hablar con tu pareja sin que se sienta criticada.

DEBAJO DEL VÍDEO TIENES LA TRANSCRIPCIÓN

¿Por qué siempre te enamoras del mismo tipo de persona que te hace sufrir?

VIDEO-CURSO GRATUITO

12 Respuestas esenciales para sanar tus heridas de Amor

TRANSCRIPCIÓN

Si no has visto el vídeo anterior te recomiendo que lo veas primero antes de ver este.

En el vídeo anterior decía que los 4 componentes de la CNV son:

  • Observación
  • Sentimientos
  • Necesidades
  • Petición

Hoy voy a hablarte del primer componente: la observación, y lo voy a hacer siguiendo lo que nos cuenta Marshall B. Rosenberg en su libro Comunicación Noviolenta un lenguaje de vida.

En el vídeo anterior te decía cuando practicas la CNV, primero observas qué está sucediendo de verdad en una situación de conflicto. Es decir, qué es eso que está diciendo o haciendo tu pareja y que te causa malestar.

Observación y Evaluación

Tenemos que distinguir entre observación y evaluación.

No es lo mismo observar que evaluar.

En la CNV necesitas observar aquello que está haciendo y diciendo tu pareja y que afecta a tu sensación de bienestar en la relación, pero ¡atención! sin mezclarlo con ninguna evaluación.

¿Cuándo estamos haciendo una evaluación?

Estamos evaluando cuando emitimos un juicio sobre el otro o sobre nosotros mismos.

Utilizar la observación es esencial a la hora de expresar a tu pareja de forma clara y sincera lo que sientes.

Cuando combinas observación y evaluación es muy difícil que al otro le llegue el mensaje que quieres transmitir. En su lugar recibirá la crítica y se resistirá a lo que intentas decirle.

Por ejemplo, puedes decirle a tu pareja:  Menudo vago estás hecho, y se lo dices porque te preocupa su sedentarismo.

O bien puedes decirle: Desde que has llegado de trabajar has estado más de cuatro horas sentado en el sofá.

Si tu objetivo es que sea consciente de que te gustaría que hiciera un poco de ejercicio ¿De qué manera crees que recibirá mejor el mensaje que quieres transmitirle?

Krishnamurti dijo una vez que observar sin evaluar es la forma más elevada de la inteligencia humana.

Por lo tanto, es muy difícil hacer observaciones acerca de nuestra pareja y su comportamiento que estén libres de juicios o críticas.

Al final del vídeo haremos un interesante ejercicio que te ayudará a hacer observaciones sobre lo que hace su pareja sin evaluar

¿Cómo podemos distinguir la observación de la evaluación?

En su libro sobre la Comunicación NoViolenta, Marshall B. Rosemberg establece 7 distinciones que pueden ayudarte a no confundir observación con evaluación.

  1. Cuando usas el verbo ser o estar sin indicar al otro que estás haciendo una evaluación y sin asumir la responsabilidad de esa evaluación.

Este es un ejemplo de observación mezclada con evaluación: Eres demasiado generoso con tu madre.

Y así puedes separar tu observación de tu evaluación asumiendo la responsabilidad de la evaluación: Cuando te veo dar la mitad de tu paga extra para que tus padres se vayan de vacaciones (observación) pienso que estás siendo demasiado generoso con ellos. (evaluación)

  1. Cuando usas verbos cuyo significado ya parecen evaluaciones como, por ejemplo: postergar, desperdiciar, abusar, entrometer, etc.

Cuando dices: Te gusta desperdiciar el tiempo que tienes para descansar, estas mezclando una observación con una evaluación cuando usas el verbo desperdiciar.

Pero cuando dices: Ayer te quedaste viendo la televisión hasta después de media noche y esta mañana te has quedado dormido, estás usando verbos que no tienen connotaciones de evaluación.

  1. Cuando das por sentado que tus suposiciones sobre los sentimientos, pensamientos o deseos de tu pareja son los únicos posibles.

Un ejemplo de observación con evaluación sobre lo que hace tu pareja: No terminará el trabajo a tiempo.

Ejemplo de observación separada de la evaluación: No creo que termine el trabajo a tiempo, o bien, Él dijo que no terminaría el trabajo a tiempo.

  1. Cuando confundes una predicción con una certeza.

Por ejemplo, cuando le dices a tu pareja: Si no empiezas a hacer más ejercicio tu salud se resentirá, estás afirmando algo que no sabes si es verdad.

Pero puedes decir esto mismo separando tu observación de lo que tú piensas que puede pasar: Si no empiezas a hacer más ejercicio me temo que tu salud se resentirá. 

  1. Cuando no hablas con precisión al citar ejemplos que corroboran tus pensamientos.

Un ejemplo de observación mezclada con evaluación puede ser: Las parejas después de los tres años no duran.

Pero cuando dices: Me he encontrado con la vecina en el ascensor y me ha dicho que se ha separado de su marido, estás haciendo una observación sin evaluación. 

  1. Cuando usas palabras que significan habilidad sin indicar que estás haciendo una evaluación.

Cuando le dices a tu pareja: Nuestro hijo es un mal jugador de fútbol, estás evaluando la pericia de tu hijo con el balón. 

Sin embargo, cuando dices: Nuestro hijo no ha marcado un gol en toda la temporada, estás haciendo una observación sin evaluar nada.

  1. Por último, cuando usas adverbios y adjetivos sin indicar que estás haciendo una evaluación.

Por ejemplo, estás observando y evaluando al mismo tiempo cuando dices: El nuevo novio de tu hermana es feo.

Y asumes la responsabilidad de tu evaluación cuando dices: El aspecto del nuevo novio de tu hermana no me resulta atractivo.

Observa que cada vez que utilizas las expresiones siempre, nunca, ninguno, etc. no estás haciendo evaluaciones.

Por ejemplo, es una observación y no una evaluación cuando dices:

Siempre que he te he visto hablar por teléfono con tu madre, has hablado durante más de treinta minutos.

No recuerdo que me hayas mandado nunca una postal cuando estás de vacaciones.

Pero también puedes usar estas mismas expresiones como exageraciones, entonces estás mezclando observaciones con evaluaciones.

Siempre estás hablando por teléfono.

Nunca me escribes.

Atención con las exageraciones porque estas expresiones provocan una actitud defensiva de tu pareja antes que una actitud compasiva.

Las expresiones con frecuencia, a menudo, rara vez, casi nunca, también pueden generar confusión entre observación y evaluación:

Son evaluaciones cuando dices:

Rara vez me echas una mano con el jardín.

¿Cómo podrías transformar esta evaluación en una observación?

Diciendo: Las tres últimas veces que te pedí que me ayudaras con el jardín me dijiste que no querías hacerlo.

Espero que te hayan quedado claras las diferencias entre observación y evaluación y para comprobarlo vamos a hacer un ejercicio:

Ejercicio: ¿Observación o evaluación?

Vamos a practicar lo que has aprendido con este video haciendo algunos ejercicios.

Para determinar tu habilidad para distinguir entre observación y evaluación apunta en un papel si las siguientes frases son observaciones o evaluaciones:

  1. Mi marido se enfadó ayer conmigo sin ningún motivo.
  2. Ayer por la noche Paula se comió una pizza mientras jugaba con la videoconsola.
  3. Tu padre no pidió mi opinión cuando dijo que vendría a visitarnos.
  4. Nuestro vecino es un mal conductor.
  5. Mi mujer trabaja demasiado.
  6. El profesor de nuestro hijo es agresivo.
  7. He sido la primera en levantarme toda la semana.
  8. Nuestro hijo con frecuencia llega tarde a casa.
  9. Me dijiste que no te gustaba el color de mi nuevo vestido.
  10. Mi madre se queja cuando hablo con ella.

Te recomiendo que pares el video y que apuntes sin son observaciones o evaluaciones, antes de continuar con la solución del ejercicio.

  1. Mi marido se enfadó ayer conmigo sin ningún motivo.

Se trata de una evaluación y no una observación. “Sin ningún motivo” es una evaluación. Además, también es una evaluación considerar que tu marido estaba enfadado. Podría estar enfadado o triste.

¿Cómo podrías convertir la evaluación en observación?

Diciendo: Mi marido me dijo que estaba enfadado o Mi marido se fue dando un portazo.

  1. Ayer por la noche Paula se comió una pizza mientras jugaba con la videoconsola.

Se trata de una observación sin evaluación.

  1. Tu padre no me pidió mi opinión cuando dijo que vendría a visitarnos.

Se trata de una observación sin evaluación.

  1. Nuestro vecino es un mal conductor.

Esta expresión es una evaluación. La expresión “mal conductor” es una evaluación.

Una observación sin evaluación sería: A nuestro vecino le han quitado todos los puntos de su carnet de conducir.

  1. Mi hermana trabaja demasiado.

La expresión “demasiado” es una evaluación.

Una observación sin evaluación sería: Mi hermana ha pasado en la oficina doce horas cada día de la semana.

  1. El profesor de nuestro hijo es agresivo.

“Agresivo” es una evaluación.

Una observación evaluación sería: El profesor de nuestro hijo azotó a su perro porque no quiso obedecerle.

  1. He sido la primera en levantarme toda la semana.

Se trata de una observación sin evaluación.

  1. Nuestra hija con frecuencia llega tarde a casa.

“Con frecuencia” es una evaluación. También “tarde” es una evaluación.

Una observación sin evaluación sería: Nuestra hija llegó a casa después de las diez de la noche, el martes, el miércoles y el domingo.

  1. Me dijiste que no te gustaba el color de mi nuevo vestido.

Es una observación sin evaluación.

  1. Mi madre se queja cuando hablo con ella.

“Se queja” es una evaluación.

Una observación sin evaluación sería: Hablé con mi madre tres veces esta semana y en todas ellas me habló de personas que no le gustan.

Bueno, pues ya hemos visto el primer componente de la comunicación no violenta.

Si te ha gustado el vídeo y crees que puede ser útil para más gente que como tú quiere mejorar y fortalecer su relación de pareja compártelo en tus redes sociales.

Y no te olvides de compartir tu experiencia abajo en los comentarios.

Si no te has suscrito aún a mi canal hazlo ahora y estarás al día de todos los nuevos vídeos que publico.

En el próximo vídeo hablaremos del segundo componente: los sentimientos, y aprenderás a identificar y expresar sentimientos.

Hasta el próximo vídeo.

Ubuntu!!!